Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Y Franco aún está ahí...

Andoni Esparza Leibar - Lunes, 9 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las críticas de los partidos constitucionalistas frente al intento de referéndum independentista del 1 de octubre en Cataluña han sido unánimes: fue un proceso ilegal y que no reunía las condiciones propias de una consulta democrática. Tienen razón. La argumentación resulta impecable, pero junto a ella hay otra parte muy importante de la realidad que omiten. En democracias de mayor calidad, como Reino Unido o Canadá, ha sido posible realizar las respectivas consultas de forma legal, aquí no. Además, algunos de quienes se refieren constantemente a la necesidad de cumplir la ley, no lo hacen (porque no les gusta) en un caso muy concreto.

Cuando se trata del terrorismo yihadista o de ETA, al enfrentarse a los asesinatos por violencia machista u otras muertes violentas, la reacción es unánime: aplicar el Código Penal a los autores, persiguiendo cualquier tipo de apología de esos delitos. Las víctimas son amparadas y se pone de manifiesto la importancia del derecho a la vida y de la convivencia en libertad. Pero no sucede lo mismo con la dictadura franquista. No es solo que nadie fuera condenado por ella sino que, en cierta medida, su memoria ha sido protegida durante cuatro décadas de democracia. Hay numerosos ejemplos. Incumpliendo la Ley 52/2007, durante muchos años se ha mantenido diversa simbología conmemorativa de la dictadura. En cuanto a los restos mortales de Franco, siguen ocupando un lugar de honor en un edificio público, pese a que el Congreso de los Diputados (con la abstención del Partido Popular) adoptara el pasado mayo un acuerdo para que sean retirados de ahí.

Por una parte España es una democracia homologable, que en líneas generales alcanza los parámetros propios de la media de los estados de la Comunidad Europea. Pero por otra, una de las piedras angulares de estos sistemas es la igualdad ante la ley, y en el caso de los efectos de la dictadura franquista, en la práctica ésta no ha existido. Tras cuatro décadas conviviendo con esta tara, ya es hora de llegar a la normalidad y que los restos del dictador sean retirados de Cuegamuros.

Herramientas de Contenido