Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

‘Príncipe de Viana’ dedica un monográfico a Tarsicio de Azcona con artículos inéditos

La publicación divide las investigaciones del capuchino en cuatro bloques: temas generales, navarros, locales y franciscanismo

Fernando F. Garayoa Iban Aguinaga - Martes, 10 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Tarsicio de Azcona, ayer en el paseo del convento de Extramuros de los Capuchinos.

Tarsicio de Azcona, ayer en el paseo del convento de Extramuros de los Capuchinos.

Galería Noticia

  • Tarsicio de Azcona, ayer en el paseo del convento de Extramuros de los Capuchinos.
“Si se hubieran seguido las directrices de Isabel la Católica no hubiéramos llegado a la guerra de 1512”

Pamplona- Donde antes correteaban los niños, se jugaba a la pelota o a futbito, ahora se encuentra un coqueto jardín. Y es que el centro de los Capuchinos de Extramuros ha cambiado mucho en las últimas décadas, hasta el punto de que quien antes ejercía de carpintero ahora se ocupa de la portería de entrada al edificio (santa paciencia tenía con aquellos diablos que correteaban entre su maquinaría). Lo que no ha variado un ápice es el espíritu erudito que atesoraba aquel centro, con un biblioteca que emana historia y sabiduría por todas y cada una de sus estanterías, innumerables filas de libros entre las que ha pasado buena parte de su vida Tarsicio de Azcona, flamante Premio Príncipe de Viana en 2014.

Acorde con la dotación de este galardón, ayer se presentó el nuevo número de la revista Príncipe de Viana,un volumen monográfico sobre la figura del sacerdote navarro Tarsicio de Azcona (sobrenombre religioso de Jesús Morrás Santamaría), investigador e historiador de reconocido prestigio, miembro de la Real Academia de la Historia. El número contiene artículos inéditos del capuchino, agrupados en cuatro áreas temáticas: temas generales, temas navarros, franciscanismo y temas locales.

El propio Tarsicio de Azcona estuvo acompañado ayer en la puesta de largo de su más reciente legado histórico por Roldán Jimeno, director del Consejo de Redacción de la revista Príncipe de Viana;y Miren Lara, bibliotecaria de Capuchinos.

Según apunto Roldán Jimeno, “lo que hemos querido hacer con este volumen monográfico (titulado Tarsicio de Azcona. Miscelánea inédita) es tributar un homenaje a Tarsicio de Azcona, ganador del premio Príncipe de Viana, galardón que ahora comporta una publicación al autor. De este manera, hemos recogido una serie de artículos suyos, que sabíamos que tenía realizados pero no publicados, y, a sabiendas de que iban a tener difícil publicación, les hemos dado luz, ya que son trabajos muy valiosos y desconocidos hasta el momento, como, por ejemplo, las ordenanzas de la Rochapea. Es una obra que sintetiza así todos los ámbitos en los que ha trabajado Tarsicio de Azcona”.

tarsicio de azcona

Sacerdote e historiador

Por su parte, Miren Lara, tras recordar la historia y el nacimiento de la biblioteca de los Capuchinos, allá por 1606, resaltó el hecho de que Tarsicio de Azcona “ha bebido de las aguas inagotables del archivo y la biblioteca este convento. Una buena parte de los archivos inéditos que ahora ven la luz han encontrado sus fuentes primarias en esta institución cultural capuchina”.

El protagonista de la presentación de ayer y, por supuesto, del nuevo volumen de la revista Príncipe de Viana,tras agradecer a todos aquellos que le han ayudado en su trabajo diario y en la publicación de este nuevo libro, explicó, respecto a la naturaleza de esta miscelánea, que “incluye doce estudios documentados y preparados por el autor para congresos científicos de historia general, cursos de formación permanente o reuniones culturales varias. Textos que se impartían, no se publicaban y pasaban a carpetas donde han dormido su sueño hasta que les ha despertado este amanecer gozoso de Príncipe de Viana”.

ContenidoLos doce estudios ahora publicados, seleccionados entre otros muchos, “son presentados en cinco bloques, los que he cultivado tanto en la docencia como en la investigación: el siglo XV, Navarra y el País Vasco, Franciscanismo (sobre todo en Navarra), microhistoria (con temas navarros) y, finalmente, el discurso de Leire que pronuncié el 4 de junio de 2014 y que nunca había sido publicado”.

En el primer bloque, apuntó Azcona, “he incluido dos estudios sobre Blanca de Navarra e Isabel la Católica, ya que los dos hacen referencia a las relaciones del Reino de Navarra con Castilla. En ambos momentos se planteó el destino de nuestro viejo reino sin recurso a la guerra y a la conquista. En el segundo bloque destaco la misión de Maracaibo (Venezuela), confiada a la provincia de Capuchinos de Navarra y Cantabria, muy desconocida y que duró hasta 1820, tiempo de la independencia. Del tercer bloque destacaría el estudio sobre los tres conventos típicos del franciscanismo en Navarra: el primero de ellos, el de San Francisco, que primero estuvo aquí, en San Pedro, luego en la Taconera y, finalmente, en la plaza de las Escuelas de San Francisco. También el de Santa Engracia, sito en el puente viejo de la Rochapea, con las Clarisas franciscanas hasta el momento de las desenclaustración. Y, finalmente, el Convento de los Capuchinos de Pamplona, típico en este lugar en el que nos encontramos desde 1606. Cada uno tiene su singular historia, pero ofrezco un amplio estudio sobre esta parroquia en concreto, ya que fue un gran ayuda para la renovación de todos estos barrios, sobre todo de la Rochapea nueva. En cuanto al bloque de la microhistoria, pertenecen varios estudios, como el de los canteranos de la Rochapea, con textos muy ricos y valiosos del siglo XVI. También aparecen los mercaderes y tratantes de Pamplona, las aduanas de Roncal o los pueblos de Yerri, con datos notables de las 22 localidades del valle”.

Tras la exposición, y ante la pregunta sobre el papel que pudo ejercer Isabel la Católica en cuanto al devenir histórico del Reino de Navarra, Tarsicio de Azcona recalcó que “si se hubiese resuelto el problema de Navarra por medio del matrimonio de Blanca, divorciada de Enrique IV, o a través del matrimonio preparado por Isabel la Católica, no habríamos ido a la guerra y conquista de 1512. Eso es lo que he querido decir y no otra cosa;es decir, que hubo anticipos a la conquista que no tuvieron radicalización ni plasmación”.

Herramientas de Contenido