Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Recursos humanos

Un anuncio

Por Maite Pérez Larumbe - Martes, 10 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

el anuncio del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es llamativo y engancha. Se nos dice que tres hombres en principio nada sospechosos de cometer ilícitos, uno de fiesta, otro corriendo y otro en la oficina, dedican de forma regular parte de sus ingresos a sostener actividades nada recomendables: extorsión, secuestros… Quién lo iba a pensar. Tan majos, tan integrados en la normalidad estadística. ¿Algún oscuro fondo de inversión? Pues no. Son puteros. Prostituyentes que cada vez que visitan un club financian la trata de personas, en este caso de mujeres que acaban sometidas a condiciones de esclavitud sexual para pagar a las mafias el importe de su traslado a lo que iba a ser un país donde la vida sería mejor, más digna, libre y segura.

Una parte de las mujeres que ejercen la prostitución han llegado así, no hay duda. Tratadas para ser maltratadas.

El anuncio pone el acento en el recorrido del dinero desde los bolsillos de estos hombres de orden hasta otros mayoritariamente masculinos y fuera de la ley. Es un dato. El dinero es importante y somos responsables de su uso. Permite hacer cosas buenas o cosas malas. La pena es que el reclamo moral, el anzuelo ético que lanza el anuncio, pasa por encima de las mujeres. Me explico. Hay mujeres que se prostituyen y que han sido víctimas de trata. Otras se prostituyen y no lo han sido. En ambos casos, quienes buscan sus servicios lo hacen movidos por un presupuesto: si el mercado facilita el acceso al cuerpo de las mujeres yo estoy en mi derecho de aprovecharlo. A mi juicio, esa es la piedra de toque. La pregunta es por qué te crees con ese derecho. Dónde va el dinero, siendo importante, es secundario.

Herramientas de Contenido

Más sobre Recursos humanos

ir a Recursos humanos »