Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

OSASUNA la actualidad

El chaval de La Charca

sergio herrera empezó a jugar en uno de los equipos de miranda antes de ser reclamado por la cantera del alavés

Un reportaje de Javier Saldise - Martes, 10 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Sergio Herrera, a la derecha, de portero, hace 13 años, en una alineación con La Charca.

Sergio Herrera, a la derecha, de portero, hace 13 años, en una alineación con La Charca. (Cedida)

Galería Noticia

la cuenta de Twitter de Sergio Herrera es @Sergio_Canillas, porque lo de Canillas viene de sus orígenes en el Club Deportivo La Charca, el equipo de Miranda de Ebro al que llegó a jugar un crío y que, por sus cualidades, en tres años, acabó marchándose a las categorías inferiores del Alavés, en donde recaló en el equipo infantil.

La Charca es ahora filial del Mirandés, pero el club de Vitoria ha ejercido siempre un cierto poderío en esta localidad burgalesa tan próxima y aquel portero con buenas maneras no pasó inadvertido para los técnicos albiazules porque Miranda les pilla ahí mismo.

“A Sergio era un chaval que se le veía que podía llegar lejos”, comenta Miguel Arbaizar, uno de los hombres de La Charca y entrenador de los equipos de jóvenes del club. “Es un chaval muy trabajador, que le gusta lo que hace y que si tiene suerte, con los entrenadores y con las lesiones, puede llegar muy lejos. En el fútbol hay que tener suerte siempre y él estuvo preparado cuando le llegó la oportunidad en el Huesca y le tocó jugar”, recuerda la temporada pasada, donde se hizo un sitio en el equipo por la lesión del titular.

“En su caso, tiene carácter para el fútbol y eso se le veía desde niño. Siempre ha sido muy competitivo y jugaba con un equipo de un año mayor que él”, recuerda un Arbaizar que recuerda con ternura un día que Sergio llegó muy triste al entrenamiento porque su madre le había dicho que manchaba mucho la ropa...

“Ha ido cogiendo experiencia en el Alavés, donde le tocó jugar en Tercera y en Segunda B, y también una eliminatoria de Copa ante el Barcelona porque estaban otros porteros lesionados”. Arbaizar sigue de cerca la evolución de su pupilo y estuvo atento al partido con el Cádiz, donde el meta se salió. “Fue un partido especial porque hizo algo que normalmente no se hace, como parar tantos penaltis”, comenta. “Después de hacer el penalti, el desplante que le hizo al público le pudo costar otra tarjeta. Es muy buen chaval, pero tiene que aprender de éstas cosas, madurar y no ser tan inocente, porque te puede pasar factura”.

Sus compañeros de aquellos tiempos en La Charca le recuerdan como un tipo con arrojo, muy efusivo. “No está tan mal de la cabeza”, llama Arbaizar por su nombre a la fama de los porteros. “Le gusta, se cuida para el fútbol y vive para ello. Es un portero que para mucho y juega el balón con los pies. Puede subir con Osasuna a Primera”... En Miranda, están atentos.

Herramientas de Contenido