Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El parlamento foral rechaza dar su apoyo a la actuación policial del estado en el referéndum del 1-o

El Partido Popular de Navarra quería que la Cámara apoyase de manera “incondicional” a la Policía Nacional y a la Guardia Civil
El Consejo de Europa pide una investigación por la violencia empleada

A. Irisarri - Martes, 10 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Mientras el Consejo de Europa pedía ayer mismo a través de su comisionado para los Derechos Humanos una investigación “efectiva e independiente” sobre el uso de la fuerza policial por parte del Gobierno del PP para reprimir el referéndum de autodeterminación de Catalunya del pasado 1 de octubre, la Mesa y Junta del Parlamento de Navarra, a instancias del PPN, solicitaba una adhesión de “apoyo total y respaldo incondicional” al Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Un movimiento a la contra de todas las voces exteriores (la ONU y la Comisión Europea han rechazado el uso de la violencia por parte del Estado español esa jornada) y que pasa por encima de los más de 800 heridos que contabilizó el Departament de Salut, pero que fue rechazado con los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, quienes consideraron que después de lo que ha pasado estos días no se puede dar un apoyo, y mucho menos incondicional, a la labor de los cuerpos policiales.

Porque eso era lo que pedía el primer punto de la declaración, que en el segundo de los apartados llamaba a condenar “cualquier tipo de acción o declaración que justifique, ampare o minusvalore” lo que el PP denominó como “actos violentos” contra dichos cuerpos, y que las fuerzas del cambio interpretaron como un punto que de facto pedía afear cualquier crítica a las policías españolas. Algo que José Miguel Nuin (I-E) consideró poco acorde con un Estado democrático. “La actuación de cualquier cuerpo, sea Guardia Civil, Policía Foral, Mossos d’Esquadra o Policía Foral, está sujeta a censura pública, forma parte del debate democrático”, alegó el portavoz parlamentario de I-E para oponerse a la declaración, cuyo tono y redacción vio “inaceptable por su carácter de incondicional y su pretensión de evitar declaraciones contrarias”.

En esa misma línea se posicionó el portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, quien expresó sus reticencias con respecto al matiz de “incondicional”, del que dijo que no suscribe “nunca, por nada y por nadie”. A juicio del primer partido de las fuerzas del cambio, la iniciativa de los populares forma parte “de esas declaraciones que el PP presenta casi semanalmente para intentar meter el dedo en el ojo de los demás partidos y enfrentarlos”.

Para Adolfo Araiz, portavoz de EH Bildu, las razones del voto en contra son tanto “históricas como actuales”. El parlamentario soberanista enmarcó la iniciativa de los populares navarros dentro de esas “declaraciones croqueta”, como habitualmente se conoce a las iniciativas que un partido con implantación estatal va presentando en cada uno de los parlamentos autonómicos en los que tiene representación, y explicó que no pueden apoyar la petición del PP después de ver “la represión” llevada a cabo el 1-O y los intentos “por impedir la celebración de un referéndum”. Tere Sáez, coportavoz de Podemos que ayer sustituyó a Mikel Buil, manifestó también que lo que llevó a su grupo a no apoyar la declaración fue el matiz de incondicional, que “no tiene ningún sentido en las actuales circunstancias”.

la defensa como obligaciónNi siquiera que el propio Enric Millo (PP), delegado del Gobierno en Catalunya, pidiese el viernes perdón por las cargas del 1-O sirvió para bajar el tono de los populares, al menos no los de Navarra. Para Ana Beltrán (PPN), la intervención del 1-O fue irreprochable porque fue fruto de “una orden judicial”, razón a la que “los partidos antisistema no dan importancia”. La popular reiteró que el PP defiende a los agentes porque es su “obligación”.

Clavado al discurso del PP fue el de Javier Esparza, presidente de UPN, quien dijo que el apoyo de los suyos a los policías y guardias civiles está “fuera de toda duda”. Su discurso solo difirió en el de Beltrán en que Esparza aprovechó el mínimo resquicio para volver a cargar contra Barkos, de la que dijo que “quiere que se vayan los policías de Navarra”. Por último, y en el bloque de la oposición, se posicionó el PSN. María Chivite, no obstante, discrepó del calificativo de “incondicional” porque aseguró que los socialistas “no están muy de acuerdo” con las actuaciones del 1-O.

Herramientas de Contenido