Centenaria, a solas con Asiron

Petra Irigoien, 106 años, pidió ver al alcalde en su despacho, para no tener que compartir la visita con sus compañeras de El Vergel

Martes, 10 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El alcalde Asiron, con la centenaria Petra Irigoien.

El alcalde Asiron, con la centenaria Petra Irigoien.

Galería Noticia

El alcalde Asiron, con la centenaria Petra Irigoien.

Petra Irigoien Vidaurreta quería conocer al alcalde de Pamplona, pero le daba vergüenza. Contaba a sus allegados que como es historiador, sabe más que ella y no quería quedar en mal lugar. Pero en los últimos días, con sus largos 106 años, que serán 107 el próximo enero, pensó que ya no tenía tiempo para las vergüenzas. Así que solicitó ver al alcalde y pidió hacerlo en el Ayuntamiento, para no tener que compartir la visita con sus compañeras de la residencia El Vergel, y así disponer de más tiempo para hablar con él a solas.

Petra Irigoien acudió ayer a la Casa Consistorial. Lo hizo acompañada de sus familiares Mª Bel Asiain y Txema Abaurrea y también de Amaia Kowasch, investigadora que conoció a Petra cuando estaba estudiando sobre las mujeres que subían al Fuerte de San Cristóbal para ayudar a los presos.

Una de las hermanas de Petra se casó con un preso cuando salió del Fuerte. Petra siguió soltera y compaginó sus actividades con el trabajo en una fábrica y después en un puesto de pescadería en el Mercado del Ensanche, donde trabajó hasta su jubilación.

Cuenta Amaia Kowasch que Petra tiene una memoria privilegiada y que le encanta contar viejas historias de cuando vivía en Capuchinos primero y en la calle Jarauta después. Tras ello vivió en el Ensanche y en la residencia El Vergel. Petra Irigoien, que se desplaza ahora en silla de ruedas, recibió de manos del alcalde flores y una insignia. - D.N.