El fuego arrasa el norte de California

Las autoridades declaran el estado de emergencia en nueve condados por incendios que dejan al menos 13 muertos

Beatriz Pascual Macías - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Bomberos del norte de California observan las llamas que han arrasado miles de hectáreas. Fotos: Efe

Bomberos del norte de California observan las llamas que han arrasado miles de hectáreas. Fotos: Efe

Galería Noticia

Bomberos del norte de California observan las llamas que han arrasado miles de hectáreas. Fotos: EfeVíctimas del fuego observan las casas calcinadas.

Washington- Unos devastadores incendios en el norte del estado de California (EEUU) han dejado, al menos, trece muertos, 20.000 personas evacuadas y 1.500 edificios destruidos, en una de las peores emergencias que ha vivido jamás este estado, informaron hoy autoridades locales.

Las 13 víctimas se registraron en los fuegos declarados en los condados de Sonoma, Mendocino, Napa y Yuba. Las autoridades explicaron que al menos 1.500 edificios fueron destruidos por las llamas de 17 incendios diferentes que se han extendido por nueve condados del norte del estado. Además, avisaron de que el número puede aumentar por los fuertes vientos y que la situación podría empeorar durante los próximos días.

“Esto es realmente serio, se está moviendo muy rápido. El calor, la falta de humedad y los vientos nos están llevando a una situación muy peligrosa y lo están empeorando. No está bajo control, pero estamos intentándolo de la mejor forma que podemos”, dijo el gobernador de California, Jerry Brown.

Brown declaró el estado de emergencia en los ocho condados dañados por los incendios, lo que permite el despliegue de más ayuda estatal. Además, pidió al presidente de EEUU, Donald Trump, que declare la situación de desastre en esas zonas ante los terribles daños que el fuego ha causado en infraestructuras y casas.

Según la última actualización ofrecida por el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California, las llamas han arrasado más de 46.500 hectáreas. Hasta 1.500 casas y negocios han sido destruidos, mientras que 20.000 vecinos han tenido que ser evacuados de sus casas, negocios y hasta de hospitales donde recibían tratamiento.

La oficina del aguacil del condado de Sonoma dijo que recibieron informes de alrededor de 150 personas desaparecidas. “Estamos seguros de que muchas de estas personas serán encontradas a salvo y reunidas con sus queridos, pero desafortunadamente estamos preparados para más víctimas”, añadió.

comienzo del fuegoLos incendios comenzaron, por causas que aún se desconocen, el domingo por la noche y se expandieron rápidamente desde el condado de Napa a otras zonas debido a los fuertes vientos según el Departamento de Silvicultura y Protección de Incendios.

Uno de los fuegos más graves se encuentra en Santa Rosa, la ciudad más poblada del condado de Sonoma y donde las autoridades pidieron a los vecinos de los barrios del norte que abandonaran sus viviendas inmediatamente debido a la facilitad con la que se estaba propagando el fuego. En esa localidad, el fuego provocó la evacuación de dos hospitales, negocios y escuelas. Además, destruyó al menos dos grandes hoteles que los turistas suelen usar cuando visitan los viñedos y las bodegas de la zona.

Más de 103.000 personas se encuentran sin gas ni electricidad, especialmente en los condados de Napa y Sonoma, donde 45.000 vecinos no tienen corriente.

Por otro lado, los incendios provocaron el cierre de la principal autopista que une la ciudad de San Francisco con los condados del norte de California debido a que el fuego llegó a acercarse hasta los límites de la carretera con grandes llamas y un espeso humo que impedía la visibilidad, según vídeos de televisiones locales.

otros incendios

2003

El peor incendio en la historia reciente de California fue en Cedar, en el condado de San Diego en 2003, que destruyó más de 2.800 hogares.

2007

En octubre de 2007 un fuego en el condado de San Diego, destruyó 1.600 hogares. En ese mes se concentran los incendios debido a los conocido “vientos del diablo”, unas ráfagas de aire que, junto a las altas temperaturas y la sequedad de la maleza, provocan el fuego.