Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

EN LA CASA DE CULTURA DE ZIZUR MAYOR(20.00 H)

‘Todas eran mis tías’ ofrece una mirada “deliciosa” y original del mundo femenino

La compañía La Nave estrena su nueva obra hoy (20.00 h) en la Casa de Cultura de Zizur Mayor

Amaia Rodríguez Oroz - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Uxue Olazaran (i ), Marta Juániz (d) y Marien Mejail (arriba), en un ensayo.

Uxue Olazaran (i ), Marta Juániz (d) y Marien Mejail (arriba), en un ensayo. (LA NAVE PRODUCCIONES TEATRALES)

Galería Noticia

  • Uxue Olazaran (i ), Marta Juániz (d) y Marien Mejail (arriba), en un ensayo.

PAMPLONA- Marta Juániz da vida a una mujer, cuyo nombre no se desvela en toda la obra, que es “ingenua, generosa y maravillosa”. Una mujer que ha visto todos los sueños que tenía de niña frustrados y una mujer que cuenta también historias de otras mujeres que pueblan su vida. Mujeres divertidas, alocadas y valientes, también anónimas, iguales y diferentes a la vez. Y como se trata de una trama creada por mujeres, qué mejor que acompañarse al escenario de otras dos: Marien Mejail, que pone la música con su clarinete, y la jovencísima Uxue Olazaran, quien bailará e interactuará con sus otras dos compañeras sobre las tablas. Las tres, juntas, darán vida a Todas eran mis tías, un estreno de la compañía La Nave Producciones Teatrales y dirigido por Miguel Munárriz, que se inspira en la obra Mujeres de ojos grandes de la escritora mexicana Ángeles Mastretta, cuyo estreno tendrá lugar esta tarde a las 20.00 horas en la casa de cultura de Zizur Mayor. “Se trata de un espectáculo delicioso y sensible con la historia de las mujeres”, sostiene Munárriz.

El sonido de una caja de música abre la función y se adueña del escenario. Una bailarina gira sobre sus puntas. El clarinete de una joven acompaña el despertar de la escena. Pronto el público descubrirá que no están solas. Una mujer -Marta Juániz- emerge de entre las sombras. Es la protagonista, que cuenta que de pequeña quiso ser bailarina y, al son de la música y el baile, revela también historias de más mujeres: sus tías. “Es una obra repleta de historias de frustración”, comenta el director, quien añade que “el producto teatral, inspirado en el libro de Mastretta, es una dramaturgia muy potente cuya esencia es el mundo femenino”. “Nos dimos cuenta, a través de esa obra, que en aquella época, los años 40, muchas mujeres tenían grandes sueños y acababan siendo la mayoría amas de casa”, cuenta. “Lo que nos interesó de los personajes y el mensaje que mandaba Ángeles Mastretta fue un modo diferente y nuevo de ver a la mujer, desde una mirada feminista”, subraya Munárriz.

Dos meses de ensayo, posibles gracias a una subvención del Gobierno de Navarra, han dado sus frutos: una obra de algo más de una hora de duración “completamente deliciosa”, de la que su director se queda con un dato clave. “Con esta producción he aprendido que en aquellos años las mujeres solo pedían igualdad, pero la pedían en una sociedad con una estructura completamente machista;durante años la que más tenía el pecado encima y se sentía culpable de pecar era la mujer”, lamenta. Ejemplifica esto al afirmar que la escritora Mastretta declara absolutamente inteligente y encantadora a una cotilla. “Se puede ser cotilla e inteligente a la vez, mientras que en esta sociedad pensamos que quien es cotilla, es cotilla y punto -sostiene-. También puede ser ingenuamente infiel o deliciosamente infiel, y no por ello tener más pecado que el hombre, y eso solo se puede entender desde la sensibilidad de la mujer”. En definitiva, son diversos aspectos de una sensibilidad femenina que la sociedad “ahora mismo es incapaz de aceptar”.

un espectáculo rico y amableA través de la música en directo y grabada y danza en vivo, el espectáculo recorrerá diferentes situaciones de su protagonista, en las que las risas están garantizadas. “Pero hay que dejar claro que no se trata de una comedia, sino que tiene puntos de humor”, puntualiza Munárriz, quien añade que “a quien le guste el castellano tiene que ver esta obra, porque las palabras de esta mujer están construidas gramaticalmente de una manera perfecta, original y novedosa”. “Se trata de escuchar y de disfrutar con una gran actriz, una preciosa bailarina de 12 años y una música maravillosa, a lo que se añade un texto con toques de humor que pretenden hacer una puesta en escena simpática y amena, a la vez que muy enriquecedora”, indica Munárriz.

El director se permite un momento de reflexión para afirmar que se trata de “una puesta en escena diferente a lo que estamos acostumbrados a ver”, ya que, opina, “en Navarra se está haciendo demasiada comedia”. “Nosotros también tenemos numerosos montajes similares a lo que se está haciendo ahora aquí, y precisamente por eso hemos disfrutado tanto de esta experiencia completamente diferente”, añade. Por otro lado, apunta que, aunque su intención no es mandar un mensaje feminista claro al espectador, sí muestran una visión del mundo femenino y de la sensibilidad de las mujeres, “después, el público será quien decida quedarse con ese aprendizaje o no”. “Nosotros hacemos teatro para que el espectador salga mejor de la sala, humanamente hablando, de lo que ha entrado;al fin y al cabo eso es la cultura”, sostiene.

Herramientas de Contenido