Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Por comentar

La ridícula oposición de UPN y PPN

Por Javier Encinas - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

La oposición que ejercen UPN y PPN en el Parlamento es más desconcertante conforme avanza la legislatura. En sus desaforados intentos por desgastar la acción del Gobierno, regionalistas y populares incurren con demasiada frecuencia en tratar de crear alarma donde no hay motivo para ello sin importarles caer en el ridículo. Es el caso de episodio que protagonizaron ayer los presidentes de estos dos partidos, Javier Esparza y Ana Beltrán, que pidieron la comparecencia urgente de la presidenta Uxue Barkos para que “dé explicaciones sobre las palabras de Arnaldo Otegi instando a crear una República Confederal de Euskal Herria, incluyendo en ella a Navarra”.

La petición es el segundo capítulo del mismo tema, ya debatido este lunes en la Junta de Portavoces de la Cámara, y cuya mayoría parlamentaria rechazó con el argumento de que el Parlamento no es el foro para aprobar textos que critiquen declaraciones de dirigentes políticos. En este caso, además, se da la circunstancia de que lo dicho por Otegi no solo es algo viejuno, sino que forma parte del ADN de la izquierda abertzale y, por lo tanto, no constituye la menor novedad.

Desconozco si Barkos tendrá ganas de perder una mañana para explicar algo que no precisa aclaración alguna. Pero quizá no estuviera de más que la Mesa del Parlamento reconsiderara su práctica habitual de dar trámite a todas las comparecencias que se solicitan, porque algunas solo sirven para desacreditar la labor de esta institución. Los propios demandantes saben que las pretensiones de Otegi son absolutamente inviables a día de hoy, porque no las suscriben ninguna de las tres formaciones (Geroa Bai, Podemos e I-E) que componen el cuatripartito junto a la propia EH Bildu. Otra cosa es que Esparza y Beltrán, que están ociosos y sin ningún interés por hacer una oposición constructiva, tengan ganas de meter ruido, sin ser conscientes todavía de que la sociedad camina muy delante de ellos y hace tiempo que no se deja enredar por temores infundados.

Herramientas de Contenido