Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

en pro de la resolución y la paz

Sare presenta el documento "0km" al Parlamento

SARE - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 15:08h

Un momento de la presentación.

Un momento de la presentación. (@sare_herritarra )

Galería Noticia

  • Un momento de la presentación.

El documento es fruto del trabajo de varias personas de ámbitos ideológicos plurales. Desde la Universidad hasta la abogacía, pasando, también, por la aportación que victimas de las diferentes violencias, han querido trasladar al papel sus inquietudes y también sus propuestas.

El documento desarrolla en ocho apartados los pasos que se consideran básicos para aunar voluntades diversas, desde el pasado al futuro. En este sentido, Sare ha recalcado hoy que es necesario mirar al pasado para aprender de los “errores, que sin duda, todos hemos podido cometer”.

Desde Sare, se ha reivindicado la necesidad de una justicia basada en la normalización socio-política y no en la vengativa o amnésica. “Difícilmente podemos avanzar, si desde las estructuras del Estado (político-judicial), se continúa trabajando como si nada hubiera cambiado en los últimos seis años”. A su vez, Sare ha exigido “una profunda reflexión, alejada de esta actitud vengativa” y ha añadido que no es posible avanzar en el camino de la resolución sin tener en cuenta “todas las víctimas de todas las violencias”.

En este sentido, Sare cree que a la inmensa mayoría de las víctimas no las mueve ni el odio ni el rencor ni la revancha, pero denuncia que “hay algunas asociaciones que continúan instaladas aún en la etapa de las violencias, que discriminan victimas y apuestan por perpetuar conflictos y sufrimientos dinamitando procesos de convivencia y pretendiendo condicionar las políticas de los gobiernos, especialmente la política penitenciaria”. Según Sare “la sociedad vasca ha demostrado que quiere superar esta lagar y dolorosa etapa, y lo quiere hacer sin olvidar, pero sin odiar”.

Siguiendo esta línea “creemos que nadie puede sostener hoy, y menos en nombre de víctima alguna, la necesidad ni ética ni política de perpetuar el dolor que se inflige a todos aquellos familiares de presos y presas vascas, que semana tras semana y desde hace ya 29 años, recorren cientos de kms. para visitar a sus familiares presos”.

Leyendo el presente

Sare ha recalcado que se debe hacer también una lectura positiva de los pasos que se han dado en los últimos años, así como, “el fin de la actividad de ETA y su desarme, fruto del compromiso de la propia sociedad de ambos lados de los Pirineos”, como “la decisión del colectivo de presos y presas vasca EPPK, quienes tras el debate abierto en las cárceles, se han ratificado en su decisión, ya adoptada en diciembre de 2013 en Durango, cuando junto al reconocimiento del daño causado, aprobaron hacer uso de la legislación penitenciaria”.

Siguiendo con la lectura del presente, Sare considera “que se debe hacer una interpretación transicional y flexible de la legalidad penal y penitenciaria, que mire simultáneamente a los principios de justicia, de pacificación y de normalización de la convivencia, entre distintos”.

Pero, conscientes de la unilateralidad actual del proceso de pacificación, “esa justicia transicional va a tener que ser fruto del necesario acuerdo, primero en los parlamentos de la CAPV y Nafarroa y posteriormente en las Cortes Generales”.

“Las mayorías parlamentarias deben de servir, también, para poner fin a las injusticias”.

Por esta razón Sare plantea abrir un “espacio de conversaciones con el conjunto de fuerzas políticas”. Con este objetivo, Sare considera que se daría “un paso importante” si se aceptaran dos puntos de partida:

UNO: inspirarse en la primacía ática de los DDHH y la integración social.

DOS: reconocer que estamos en tránsito desde un estadio de violencia y enfrentamiento a otro de paz, convivencia y reconciliación, que requiere la implicación de todas las partes.

Según Sare, esto significa que “memoria, atención a todas las víctimas y solución de la cuestión de las cárceles, son tres precondiciones para un marco de convivencia y de normalización”.

Principios

Sare ha manifestado en el Parlamento de Nafarroa, que quiere seguir actuando conforme a “unos principios muy explícitos”:

Relato de la memoria. Inclusivo. La suma de varios relatos.

Respeto al derecho de todas las víctimas a la justicia, memoria, reconocimiento y reparación.

Además, ha añadido, que las personas presas, “todas, y por tanto, también aquellas condenada por su colaboración o pertenencia a ETA, son sujetos de derechos en los planos de respeto y reintegración”. Por ello, Sare afirma que “deben participar en el proceso de normalización y reconciliación.

Finalidades

Como parte final de la presentación del documento 0km Sare ha repasado los objetivos a plantear para avanzar en la resolución y la normalización:

Contribuir a una cultura colectiva de paz y normalización.

La excarcelación de personas presas con enfermedades graves o edad avanzada y con carácter general el acercamiento a cárceles próximas a su domicilio del conjunto de presos y presas vascas.

Revisión de los procesos penales en los que se aplicó legislación excepcional, volviendo a tipos penales, finalidades penitenciarias y progresiones de grados compatibles con los DDHH, es decir, suspensión de la legislación excepcional con carácter retroactivo y aplicación de la legislación ordinaria.

Revisión de todas aquellas sentencias, en las que hayan mediado denuncias por torturas o malos tratos degradantes.

Desactivación de las medidas de política penitenciaria que contravienen derechos fundamentales.

Modificación LO 7/2014, que impide que se computen en el Estado español, las condenas cumplidas, en este caso, en cárceles francesas.

El fin de las medidas de aislamiento.

La derogación de la ley 7/2003, sobre cumplimiento íntegro de las penas.

Para finalizar, Sare, como parte integrante del Foro Social, ha manifestado que hace suyas las recomendaciones recogidas en sus documentos:

desactivación de todas las medidas penitenciarias que contravienen derechos humanos fundamentales. Y son contrarias a los estándares internacionales. Ello significa:

tal como decíamos antes, la inmediata excarcelación de las personas con enfermedades graves y/o edad avanzada.

fin de la política de alejamiento. Vigente desde hace ya 29 años, sin sustento legal alguno, de las personas presas alejadas de su entorno familiar y social. Y junto a ello, la aplicación de terceros grados, libertades condicionales y otro tipo de medidas que faciliten su pronta libertad.

Y de esta forma, poner fin a una política penitenciaria inhumana, que se ejerce fundamentalmente, sobre el colectivo familiar, obligado a recorrer semanalmente largas distancias para visitar, durante escasos 30 minutos a sus familiares presos.

Porque es este colectivo familiar, quien sufre más directamente esta política de alejamiento. Un colectivo familiar que nunca ha sido juzgado ni condenado por delito alguno, pero es sobre ellos, sobre los que se aplica esta política penitenciara vengativa.

Herramientas de Contenido