Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Más derechos y más integración en el Día Mundial de la Salud Mental

Las asociaciones Anasaps y Mejorana denuncian en las calles la situación de las personas con trastornos psicológicos
Los estigmas que rodean a este colectivo son el principal motivo de exclusión

Unai Yoldi Hualde - Iban Aguinaga - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Anasaps leyó un manifiesto titulado 'Trabajar sin máscaras'

Anasaps leyó un manifiesto titulado 'Trabajar sin máscaras'(Iban Aguinaga)

Galería Noticia

  • Anasaps leyó un manifiesto titulado 'Trabajar sin máscaras'

pamplona- En 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el 10 de octubre como el Día Mundial de la Salud Mental, con el objetivo de buscar conciencia en torno a las personas que sufren cualquier tipo de trastorno de carácter psicológico, así como para visibilizar las condiciones sociales en las que se encuentran dichas personas.

De esta manera, y haciendo honor al día de ayer, la Asociación Navarra para la Salud Mental (Anasaps) y la organización Mejorana salieron a la calle para reivindicar los derechos sociales de las personas diagnosticadas de enfermedades mentales y exigir su respeto e integración en la sociedad.

En concreto, Mejorana convocó una concentración en la calle Conde Oliveto, junto a la entrada del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra. Allí, bajo el lema La locura es la única reacción sana para una sociedad enferma, unas cincuenta personas permanecieron de once de la mañana a una del mediodía, donde manifestaron su deseo de que las personas con trastornos mentales “sean tratadas como lo que son, como personas normales y corrientes”, expresó Asun Lasaosa, una de las colaboradoras de la asociación y miembro del grupo de salud mental de Podemos.

“La primera reivindicación que hay que hacer el día de hoy (por ayer) es salir del armario y no tener miedo a decir que nos han diagnosticado algún trastorno mental”, señaló Lasaosa. Y es que la realidad es que cientos de personas viven las enfermedades en silencio y eso hace que su situación permanezca oculta. En este sentido, la miembro de Mejorana manifestó que su situación es “muy complicada”. “Cuando estás en una crisis lo normal es ir a urgencias, a por un profesional que te escuche. Pero como respuesta te atan a una cama y te tienen ahí horas”, denunció.

Para Lasaosa, la atención sanitaria que reciben estas personas “deja mucho que desear. Sin embargo, aseguró que Navarra esta siendo una comunidad puntera en cuanto a legislación en este ámbito. “El Parlamento foral ha aprobado una moción instando al Gobierno a que prohiba el uso de correas en la contención mecánica”, subrayó, aunque también reconoció que “queda mucho por hacer, sobre todo a nivel estatal”.

desmitificar los trastornosDesde Mejorana luchan por erradicar los estigmas que rodean a las personas con trastornos mentales. Muchas veces se les asocia con la violencia, con las consecuencias de marginación y exclusión que ello conlleva. Contra los estereotipos también combate Anasaps, que de once de la mañana a siete de la tarde establecieron un stand informativo en el paseo de Sarasate, donde trataron de concienciar a la población de la situación de estas personas. Una de las psicólogas de la asociación, Miren Aranguren, abogó por “desmitificar” las percepciones de estas enfermedades y también los falsos estereotipos como que son personas “que no pueden ser autónomas”.

En cuanto a la labor de Anasaps, Aranguren puso en valor la psicoeducación que se realiza a pacientes y familiares. “Se trata de hacerles comprender cuál es su diagnóstico y cuáles son los síntomas que pueden tener”, señaló, para, de esta manera, poder llevar vidas lo más normales posibles. Además, otro de los problemas más frecuentes es la sobremedicación. Muchos médicos y psiquiatras recetan fármacos a sus pacientes impidiéndoles, en muchas ocasiones, llevar vidas normales. “Las terapias psicológicas y los grupos de apoyo mutuo pueden ayudar más que cualquier medicina”, aclaró Aranguren.

Herramientas de Contenido