¿Es el Baztan un equipo muy agresivo?

suma 23 tarjetas en 7 encuentros, de ellas 19 amarillas y una roja directa en elizondo, 9 en el último partido

Un reportaje de Lander Santamaría - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los números parecen exagerados pero son reales y llaman la atención en la afición del CD Baztan, acostumbrada a que la primera tarjeta que sale a relucir en un partido en Elizondo sea en la mayor parte de las ocasiones para algún jugador del equipo local. Lo que se considera “normal” es que el equipo que juega en campo ajeno sea el que más tarjetas recibe, pero esa estadística no se cumple con los baztandarras que suman 19 tarjetas amarillas y una roja en los cuatro partidos que ha jugado en Elizondo.

Las cifras se desbocaron en el último encuentro frente a la Mutilvera (2 amarillas) en el Giltxaurdi elizondarra: 8 tarjetas amarillas (dos dobles) y una roja directa que llevaron al equipo a terminar con ocho jugadores. El público se indignó con el colegiado, que, igual que uno de sus asistentes, vió al portero visitante toda la primera mitad librando una batalla verbal y gestual (imaginen a Piqué poniendo los cuernosa a dos manos a quienes le pitan con la selección) con el público que, tras su portería, estaba en la calle fuera de los muros del campo de fútbol. La única sanción que recibió, tarjeta amarilla, fue por derribo aparatoso junto al poste derecho (se pitó penalti) a un jugador local.

23 tarjetas, 23Curiosamente, de las 23 tarjetas (22 amarillas y una roja) del Baztan en siete partidos jugados, únicamente 3 las ha recibido jugando en terreno contrario. Todas las demás en Elizondo, donde siempre y con diferencia muy notable en dos casos, ha recibido más tarjetas que el visitante lo que no suele ser habitual aunque desde luego posible. .

Primer encuentro, Baztan (4 amarillas) y Subiza, una. Tercer encuentro, Baztan (dos tarjetas) y Burladés, una. Quinto encuentro, Baztan (5 amarillas, una roja por doble) y Egüés una. Por el contrario, fuera de Elizondo suma cuatro amarillas, dos en Sangüesa, ninguna contra el Pamplona y una contra el Beti Kozkor en Lekunberri. La directiva no ha dicho nada al respecto, paga las tarjetas (que valen lo suyo) y sus jugadores cumplen la sanción. Pero los números, como el algodón: no engañan.

Últimas Noticias Multimedia