Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Unai Sordo Secretario general confederal de ccoo

“CCOO de Navarra ha apostado por buscar escenarios de unidad sindical que comparto”

Sordo cree que hay que “explorar escenarios de mínimo común compartido” con los diferentes sindicatos en Navarra, la CAV o Galicia, aunque reconoce su dificultad

Sagrario Zabaleta Echarte Oskar Montero - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Unai Sordo, en el Colegio de Médicos.

Unai Sordo, en el Colegio de Médicos.

Galería Noticia

  • Unai Sordo, en el Colegio de Médicos.

pamplona- ¿Qué objetivo destaca de entre los que se ha propuesto?

-Impulsar el sindicalismo de proximidad a la realidad de los centros de trabajo.

¿Eso no es innato a un sindicato?

-Sí. Siempre se ha efectuado, pero los cambios en las normas laborales y en el tipo de empresa hacen que esa necesidad sea mayor. No hace mucho tiempo, a través de la negociación colectiva y del diálogo social establecíamos unas reglas que permitían al sindicato tener un papel más garante del cumplimiento de las normas. Pero, desde que la ley y la forma de organizar las empresas ha roto el equilibrio entre las normas y su garantía de cumplimiento, debemos estar más próximos, porque la tipología de precariedades y de incumplir las normas ha crecido;incluso, se deterioran condiciones de trabajo cumpliendo la reforma laboral. Este escenario exige un sindicato más proactivo y cercano a esa realidad múltiple.

¿Hay que derogar la reforma?

-Sí, pero con la actual composición de fuerzas políticas en el Congreso resulta complicado. No renunciamos a la derogación, pero debemos trabajar sobre el escenario actual, en el que los empresarios han incrementado la capacidad de modificar lo pactado en los convenios, e incluso propiciar su desaparición. No solo hay que derogar las reformas de 2012 y 2010, sino también el sistema anterior. Hay que reconstruir el modelo laboral.

¿Cómo debe ser ese nuevo modelo?

-Hay que empoderar la organización de los trabajadores en la empresa para romper las viejas dinámicas del mercado laboral en España, que consiste en un fomento generalizado de la precariedad en contratación y temporalidad, con un despido prácticamente libre. El despido debe ser la última de las opciones. La patronal debe pactar con las organizaciones sindicales la adaptación de las empresas a los requerimientos tecnológicos, formativos, de variación de demanda, etc.

¿Habla de flexibilidad pactada?

-Sí, de una relación más equilibrada entre empresario y trabajador. Pero eso solo se hace con una organización colectiva de los trabajadores. El poder público también debe implicarse en el cambio de modelo laboral.

¿Cómo se logra una organización colectiva cuando en los nuevos sectores que emergen, se tiende a la relación individual?

-O hay organización de los trabajadores o hay situación de debilidad objetiva ante el poder empresarial. Se ha instaurado en la mentalidad colectiva de mucha gente el hágaselo usted mismo, y usted será en la vida lo que sea capaz de desarrollar con sus medios. Se están introduciendo conceptos, como el de economía colaborativa, que usan las nuevas tecnologías y promueven la explotación de trabajadores, sobre todo, autónomos.

¿Cómo se frena?

-Con la regulación. Nadie está en contra de la aplicación de las nuevas tecnologías al mundo del trabajo, pero cuando se utilizan en estos modelos que se denominan plataformas de colaboración, en el fondo desregularizan e individualizan de forma brutal algunos sectores y servicios. De momento, está en sectores incipientes en grandes ciudades, pero se trata de una dinámica que hay que parar.

¿El sindicato debe reinventarse?

-Creo que debe adaptar prácticas. La necesidad de organizar a la gente y la de buscar un interlocutor para negociar las condiciones de trabajo siguen vigentes.

¿La unidad sindical en Navarra con UGT, CCOO, ELA y LAB facilitaría el cambio que defiende?

-Esa estrategia es competencia de CCOO de Navarra;pero en mi opinión, es deseable buscar escenarios de unidad sindical entre las organizaciones. Pero me conozco el percal, y esto no es muy realista porque hay estrategias con derivada política. Aunque creo que hay que explorar escenarios de mínimo común compartido en Navarra, la CAV y Galicia. CCOO de Navarra han hecho una apuesta por explorar ese escenario que comparto, aunque sea difícil.

¿Le preocupa el crecimiento de ELA y LAB en Navarra?

-Lo importante es que CCOO sepa transmitir la apuesta de nuestro sindicalismo solidario y solvente a la clase trabajadora en relaciones permanentes y continuas en las empresas. Si hacemos eso, tenemos margen de crecimiento y de mayor influencia.

¿Qué mensaje ha dado a Barkos?

-Que Navarra tiene un tejido industrial potente y una composición del aparato productivo más equilibrado que en otros territorios del Estado;y que para acometer en tiempo y forma los cambios que se van a dar en ese tejido productivo se deben implicar los agentes sociales en un marco para generar buenas prácticas.

¿En el Consejo de Diálogo Social?

-Yo ahí no entro. Debe ser un marco tripartito donde se prevean los cambios, cómo van a afectar a las empresas y cómo se deben acometer.

¿Cómo valora el conflicto catalán?

-Creo que la declaración de Puigdemont, que no fue la unilateral de independencia, en teoría puede abrir una ventana de oportunidad a un escenario de diálogo y negociación. Es importante que se den pasos de aproximación y que en los cortos plazos nadie exija a la otra parte algo que no puede cumplir, porque todo el mundo está condicionado por las actuaciones en los últimos meses, y particularmente el Govern de la Generalitat. Hay que recuperar la normalidad legal en un periodo breve de tiempo, con el compromiso de abrir un espacio de diálogo político sobre el modelo de autogobierno de Catalunya y abrir una ponencia de reforma constitucional en el marco del Estado.

¿Catalunya puede independizarse?

-En una estrategia de saltarse la legalidad vigente, no tiene opciones de ir a un escenario de independencia reconocida internacionalmente. Europa es consciente del riesgo que supone avalar un proceso de estas características por el efecto contagio en otras zonas de la UE.

¿Cómo puede afectar a la economía y a los trabajadores este conflicto?

-En el corto espacio de tiempo, la primera reacción de cambio de sede social no tiene efecto directo, porque el centro de trabajo y empleados siguen en Catalunya. Tampoco en el medio plazo, Catalunya será república independiente y estará fuera de la zona euro. Suelo decir que toca tratar de poner las vías para que no pase ese algo y la situación se reconduzca.

Herramientas de Contenido