Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Música

El concierto más emocionante de Aurora Beltrán

Por Javier Escorzo - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

CONCIERTO DE AURORA BELTRÁN Fecha: 06/10/2017. Lugar: Teatro Gayarre. Incidencias: Concierto de presentación de Usiana, el nuevo disco de Aurora Beltrán. Buena entrada y público entregado, con familiares, amigos y seguidores de la artista. Casi dos horas de actuación.

en los últimos tiempos, la actividad musical de Aurora Beltrán ha sido intermitente;la artista se ha mostrado brillante en sus apariciones públicas (ya sea en forma de disco o de actuaciones en directo), pero estas han sido escasas. En 2008 inició su carrera en solitario con Clases de baile y en 2012 publicó el directo Museo púrpura. Fueron dos trabajos en los que la de Potasas mantenía el gran nivel que ya exhibió durante sus años al frente de Tahúres Zurdos. Sin embargo, las actuaciones en directo no han sido todo lo frecuentes que deberían. Por un lado la crisis global, que se ha cebado con especial virulencia en la música, no ayudaba a ello. Por otro lado, Aurora arrastraba algunos problemas de salud que le impedían zambullirse de lleno en una gira. Pero no salir en los medios no es sinónimo de estar parada, y ahora regresa con un excelente disco titulado Usiana. El pasado viernes lo presentó en el Teatro Gayarre ante una audiencia que se mostró rendida desde el comienzo.

Las canciones iniciales pertenecieron al repertorio de su antigua banda (La caza, Nieve negra). Tras ellas, saludó y avisó de que íbamos a vivir una noche especial. Llegaron entonces algunas gemas de su carrera en solitario, como Clases de baile, Vida y Ojos trampa. Destacaron, en esta última especialmente, los arreglos vocales de las tres coristas que le acompañaban: Mari Fe Cortés, Arantxa Ojeta y Selva Barón, o lo que es lo mismo, La Reina Flower. Su aportación fue fundamental a lo largo de toda la noche, como también lo ha sido en la elaboración de Usiana. Se pudo comprobar en el siguiente tramo de actuación, cuando estrenaron un buen puñado de temas nuevos, entre los que estuvieron Katatonia, Las mil puertas (con precioso violín de Selva Barón), o Ahora lo entiendo (nueva versión de Entre llamas, canción que publicó Tahúres Zurdos en su álbum El tiempo de la luz). Recordemos que el disco no había salido todavía a la venta (las primeras copias se despacharon a la finalización del concierto), por lo que era la primera vez que el público escuchaba esas canciones. No por ello su aceptación fue menos calurosa. Las nuevas composiciones fluyeron con total naturalidad entre deliciosas armonías vocales y sonidos acústicos. Además de La Reina Flower, cabe destacar la gran labor de José Ignacio Moreno en el piano, así como el de la sempiterna Eva Rada en la guitarra acústica y los coros.

En ese punto, Aurora anunció que en los próximos días se sometería a un trasplante de riñón (el donante sería su hermano pequeño). Su emoción era comprensible y el público se contagió de ella. La interpretación de La nieblaresultó especialmente sobrecogedora, con una letra que habla de dudas, incertidumbre y miedo a vivir. La emotividad estaba a flor de piel y hubo que hacer una breve pausa para relajar el ambiente. Fue entonces cuando José Ignacio Moreno se quedó solo en el escenario para interpretar al piano un tema propio, seguido de otras tres canciones a cargo de La Reina Flower (por cierto, tremenda la versión de Wish you were here, de Pink Floyd). Volvió Aurora Beltrán, dispuesta a rubricar un concierto magnífico. Mecánico de almas, del nuevo disco, y dos clásicos incuestionables: Afiladas palabras y Tocaré. Dejaron para los bises las dos únicas canciones del disco que no habían interpretado todavía: Princesa Hada y Got sleep. Fue una noche emocionante, pero atípica, pues a ese debut no le seguirá, al menos inmediatamente, el resto de conciertos y presentaciones. Nuevamente emocionada, prometió que no tardaría en volver a los escenarios, y todos le tomamos la palabra. Hasta muy pronto, Aurora.

Herramientas de Contenido