Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El sorprendente cambio de estrategia de Puigdemont

la prensa internacional destaca la suspensión de la declaración de independencia del president para apostar firmemente por el diálogo y la mediación.

Un reportaje de M. Brieva - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Los medios internacionales volvieron a abrir sus portadas con Catalunya. Esta vez con la suspensión de la declaración de independencia que anunció el líder catalán, Carles Puigdemont, para “entrar en una etapa de diálogo”.

Más de un millar de periodistas, unos 350 extranjeros, fueron acreditados el martes para la sesión del Parlament en la que se esperaba la comparecencia de Carles Puigdemont y la declaración unilateral de la independencia. Como resultado de ello, ayer los principales medios dedicaron sus portadas con titulares que reflejan la ambigüedad del discurso del president.

El periódico estadounidense The New York Times titulaba con un toque de humor la ambigüedad del discurso del presidente Puidemont con “Catalunya, una declaración de independencia de España, o algo así”. El rotativo estadounidense señaló de que la situación en Catalunya ha dado un giro inesperado al suspender Puigdemont la independencia para “dialogar”. “La crisis catalana tomó un confuso giro el martes por la noche”, apuntó.

En cambio, The Washington Post deja la declaración de independencia de Catalunya a páginas interiores y no le dedica mucha atención ya que escoge una imagen de una concentración en Valencia de días anteriores para ilustrar la noticia con un pie de foto equivocado “independentistas expresan su decepción por la llamada de Puigdemont al diálogo”, pero en realidad son manifestantes a favor de la unidad de España que portan banderas rojigualdas y valencianas.

En la misma línea que The New York Times, el periódico británico The Guardian señalaba que “Catalunya suspende la declaración de independencia” y hace un análisis sobre el discurso de Puigdemont que “no arroja claridad” sobre el proceso.

The Guardian inició así su crónica “el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha sacado a la región del borde de un enfrentamiento sin precedentes con el Gobierno español al anunciar que suspenderá una declaración de independencia para proseguir las negociaciones con la esperanza de resolver la peor crisis política de España durante 40 años”.

Asimismo, el periódico británico Financial Times tituló: “El líder catalán suspende la declaración de independencia”. Según la lectura que hizo de la sesión en el Parlament, “Puigdemont dice que la región ha ganado el derecho para convertirse en una república pero llama al diálogo”.

Así la BBC titulaba: “La independencia catalana en espera”. Una pieza que acompañaba con un directo sobre la sesión del Parlament. Un punto de vista similar adoptó la cadena estadounidense CNN: “La división de España, en espera”. Asimismo, la televisión pública del Reino Unido resalta que Puigdemont dice que la gente ha elegido independizarse pero que quiere iniciar una negociación.

Por otro lado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, advirtió ayer que se opone a cualquier mediación de la Unión Europea ante el conflicto catalán, el periódico Le Monde afirmó que “Puigdemont temporiza”, una crónica que comenzaba con la “ambigüedad” del líder catalán. El medio completaba la noticia con un directo, dedicado a la reacción del Gobierno español que califica de “inadmisible” la declaración “implícita” de independencia. Además de una pieza con las declaraciones del líder de la ANC, Jordi Sánchez, “no hay otro camino que el de un referéndum negociado con el Estado español”.

En cambio, Libération, ilustró su portada de ayer a toda página con las caras de decepción de varias personas reunidas cerca del Parlament para celebrar la independencia de Catalunya con un titular que decía: “Barcelona juega en tiempo de prórroga”. En el interior, el diario señalaba que “Cataluña rebaja con agua la independencia” y dedica un artículo de fondo a analizar la cuestión.

Le Figaro dedicaba una amplia cobertura al anuncio catalán, con cuatro piezas, de las que la principal destacaba la “propuesta” de Carles Puigdemont de “posponer la declaración de independencia”.

Por su parte, el periódico económico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, también destacó en directo el “aplazamiento” de la decisión sobre la independencia, así como la “decepción” de los manifestantes que se reunieron frente al Parlament. Además, resaltó la “unidad” entre el Partido Popular y el Partido Socialista ante la cuestión catalana.

El periódico alemán Süddeutsche Zeitung titulaba con “Catalunya, por el momento, cede” y acompaña con un análisis en que se considera que “Puigdemont ha escogido el camino de la razón y que Rajoy debe seguirle”. Die Welt, por su parte, cita al presidente de la Generalitat que quiere “caminar hacia la independencia”, pero “aplazó la votación”.

Asimismo, en Italia los dos mayores medios también dedicaron sus portadas a Catalunya con dos visiones muy similares. El Corriere della Sera destacó la suspensión de independencia y las palabras de Puigdemont “no somos golpistas, queremos negociar”. Por su parte, La Repubblica también citó al presidente catalán: “Sí a la independencia pero la suspendemos para negociar”, Madrid: “inadmisible”, añadía.

En el titular del medio noruego Dagbladet vaticina, con la ayuda de un experto, se podía interpretar que no existe ninguna posibilidad de que Catalunya alcance la independencia después del discurso, donde Puigdemont se ha puesto en una encrucijada de la que no tiene salida.

En cambio, desde el medio especialista en Oriente Medio, Al Yazira, señalaba que Puigdemont aceptaba el “mandato del pueblo para convertirse en un estado independiente”, para después mencionar la suspensión de la declaración en pro de una búsqueda de diálogo con España.

charlie hebdo

mofa de los independentistas

Polémica. El semanario satírico francés Chalie Hebdo se mofa en la portada de los independentistas catalanes, a quienes considera “más tontos que los corsos”. “¡Exigimos un debate!”, asegura un encapuchado que empuña una metralleta junto a otros dos hombres también con el rostro tapado en una mesa con el símbolo corso, una escenografía que recuerda a las de los movimientos terroristas que reivindican la secesión de la isla francesa, como el Frente Nacional de Liberación de Córcega. El editorial de la semana es un duro alegato contra las intenciones independentistas catalanas que atribuye a motivos económicos.

Herramientas de Contenido