Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Música

Sonidos de la ciudad

Por Teobaldos - Viernes, 13 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cuarto Festival After CageIntérpretes: Juanjo Eslava, Pilar Fontalba, Rosa San Miguel, Salvador Tarazona: electrónica, viola, oboe, corno inglés, percusión. Andoni Ercilla, narrador (en inglés). Jefe técnico: Koldo Tainta. Pograma: Obras de Carolina Cerezo, Guillermo Cobo, Juanjo Eslava, Alejandro Morán y Eduardo Peña. Lugar: Teatro Gayarre. Fecha: 10 de octubre de 2017. Público: unas cuarenta personas (10 euros).

El festival After Cage somete al espectador a experimentos que van más allá de la mera escucha musical. Y no sólo por la inclusión -que ya viene siendo habitual en muchos conciertos- de vídeos o performances entremezclados con la música, sino por la propia experimentación física, más allá de la auditiva o visual, de lo que los compositores e intérpretes proponen. Por ejemplo, en el caso de esta primera sesión, donde el protagonista ha sido el paisaje urbano, el espectador ha podido salir de la sala de conciertos a las aceras de la ciudad para escuchar la música con el fondo del ruido urbano;concretamente, en el caso de Mesostics 3, de Juanjo Eslava, el trío de viola, oboe y percusión, sonó con el motor de la Villavesa de fondo parada en el semáforo de la calle Cortes de Navarra. Sin duda un efecto buscado, aunque la sonoridad de los instrumentos -por otra parte cercanos a la treintena de espectadores- sufriese un poco, sobre todo en el caso de la viola.

Ha sido, sin duda, una de las propuestas, desde el punto de vista musical, más duras para el oyente. Tomando como punto de partida los Mesostics de John Cage, los componentes del taller de composición que dirige Eslava han reinterpretado la ya difícil música del compositor vanguardista, en una destilación aún más minimalista de los alumnos. Ciertamente los compositores han recreado una nueva atmósfera tímbrica, extrema de sonidos punzantes, a veces puntillistas, otras de música ruidista, como el propio Eslava definió;pero, a mi juicio, hubiera sido mejor interpretar primero el original de Cage, y después la nueva composición;y es que la música de Cage no se escucha todos los días, precisamente.

El espectáculo se enmarca, además, en la memoria de los famosos encuentros de Pamplona del 72 -aquellos de los que casi todo el mundo abominó, y de los que ahora todo el mundo presume-. Se invita a los espectadores a recorrer una sucinta exposición de fotos de aquellos Encuentros, algunas de las cuales rememoran el propio escenario del Gayarre, hace ya cuarenta y cinco años.

Otro elemento de la propuesta ha sido la video-instalación de Leandro Suárez sobre la obra It de Horacio Vaggione y Eduardo Polonio. Son vídeos que no aportan gran novedad sobre lo ya visto en referencia al tráfico, al ruido, a la vorágine de las grandes ciudades. Más logrados, a mi juicio, los de la segunda y tercera parte, en relación al ritmo de la imagen con la música.

Como suele ocurrir en estos encuentros tan experimentales, los compositores explican su proceso creativo. Aquí, fueron Morán y Peña -junto con el profesor Eslava- los que nos descubrieron su trabajo. Todo muy lógico en la explicación, pero que, ni por asomo, el oyente novato adivinaría al escuchar la obra. Como siempre, los intérpretes hacen con verdadero cariño esta música;y con mutuo enriquecimiento con los compositores -incorporación de sonidos multifónicos de la viola, por ejemplo-.

Herramientas de Contenido