Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Editorial de diario de noticias

Catalunya: enfríar la calle, activar la política

En este ‘impasse’ abierto con el cruce de mensajes entre Puigdemont y Rajoy se impone superar la dinámica de manifestaciones de diferente signo y forma para dar una última oportunidad a propuestas posibilistas

Viernes, 13 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

De la Diada al Día de la Hispanidad. De la DUI al 155... El conflicto catalán sigue sumido en un intenso movimiento pendular y una dinámica de acción-reacción que no conduce a una salida sino a un callejón legal y policial en el plano institucional, y a una peligrosa tensión social en la calle. Algunos síntomas de comportamientos ultras detectados ayer en Barcelona y otros lugares (como antes lo fueron en Valencia) son alarmantes, contrastan con la actitud paciente y pacífica demostrada por las movilizaciones en favor del referéndum. Se confirma así que el mensaje emitido por el Gobierno de Navarra haciendo un llamamiento al diálogo político por un lado, y al respeto, por otro, era adecuado, y recoge el sentir de la mayoría. El rebrote de la ultraderecha es siempre preocupante y puede empañar la legítima reacción ciudadana de aquellos que están a favor de la continuidad de Catalunya en España. Pero, a diferencia del tono y las formas de los partidos, instituciones y entidades proindependencia, muchas de las voces públicas que se escuchan desde el otro lado carecen de la responsabilidad y la serenidad que la situación exige. La complicada encrucijada en la que se encuentra Catalunya, el Estado y Europa exige más calor humano que ardor guerrero. Más empatía y menos deshumanización del adversario. Esta cuesta abajo es peligrosa y ejemplos tiene la Historia para advertir que no hay que deslizarse por esos terrenos hoy amplificados por las redes sociales, muchos medios y demasiados cargos públicos. El tema empieza a desatar fuegos en campos como el deporte, el día a día, la economía, la cultura.... Urge sacar el tema de las calles y llevarlo a las mesas. Mesas de diálogo y negociación política entre diferentes, sin otros condicionantes que el respeto a los derechos humanos y la legitimidad de los respectivos sujetos políticos. Algunas mentes serenas en los debates de estos días han dejado en sus discursos mimbres para esa vía. La primera es que la Constitución es democracia, pero la democracia no termina en la Constitución. Hay terreno por explorar partiendo incluso del propio texto sin esperar a una nueva reforma excluyente. La segunda bebe de la famosa frase de la diferencia entre “vencer” y “convencer”. Madrid -con muchos resortes de poder- tiene en su mano elegir entre “victoria” y “solución”, señaló Aitor Esteban (PNV) en el Congreso. Y en el horizonte de una solución asoman dos ideas: acuerdo y urnas. Referéndum, más que elecciones.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »

Últimas Noticias Multimedia