Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Juez de línea

Paisaje desde el ático

Por Félix Monreal - Viernes, 13 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Torró celebra su primer gol como osasunista.

Torró celebra su primer gol como osasunista. (Foto: Patxi Cascante/Mikel Saiz)

Galería Noticia

Torró celebra su primer gol como osasunista.

Dos años después, Osasuna vuelve a cruzar la puerta y a ocupar aquel ático con vistas a un horizonte esperanzador que asomaba ante sus ojos después de haber malvivido durante meses en un sótano lúgubre con amenaza inminente de desahucio. Fue el 12 de septiembre de 2015, después de derrotar al Leganés (2-1). Luego la competición entró en una dinámica con trayecto de ascensor de grandes almacenes en hora punta. Y al final paró donde todos sabemos. El ático quedó clausurado tras las celebraciones, las fotos y los buenos deseos. El polvo cubrió el antiguo brillo. Por el suelo quedaron esparcidos recortes de prensa. Algunos con frases del entrenador del milagro.“Osasuna tiene que mantener una identidad, esté Enrique Martín u otro, y no romperla por nada del mundo”, decía uno;“El dinero destroza a mucha gente;no es una sensación, es algo que he visto”, rezaba otro;o aquel anterior con tintes dramáticos: “Osasuna es mi vida y tenemos que salvarlo”. Esta semana, después de todo aquello, Osasuna ha vuelto a asomarse al ático. Lo hace con menos asombro que la vez anterior, cumpliendo no solo con el papel de favorito que le confiere su capacidad económica y el potencial de su plantilla sino interpretando al pie de la letra el guión que exige esta categoría. Sin extravagancias. Osasuna ha llegado para quedarse y, de no mediar catástrofe, estará en una de las seis primeras plazas cuando llegue el momento culminante de cambiar de edificio.

La identidad.-En aquel encuentro que aupó por primera vez a Osasuna al liderato de Segunda, ocho canteranos formaron en el once inicial. Con el paso de los minutos, entró en juego uno más y otros dos chicos que habían pasado por las filas del Promesas. Esa era la identidad de aquel equipo. La piedra angular del proyecto. Muy diferente al actual, con tres jugadores de Tajonar en la formación titular ante el Albacete. Pero, aunque muchos osasunistas quisiéramos otra cosa, algo más cercano al plan anterior, esta es la identidad que ahora ha adoptado nuestro equipo. Y en este sentido, el entrenador, Diego Martínez, es fiel al criterio establecido y no da bandazos. Tiene dieciséis futbolistas que actúan habitualmente, no entra en el juego de las rotaciones y no hace concesiones a la galería. No es lo que nos habían vendido en la pretemporada;ahora es una apuesta a todo (ascenso y premio multimillonario) o nada (fracaso y tierra quemada en la cantera). De momento, no se percibe el término medio. Es más, ni se contempla.

Ejercicio de realismo.- De todos los partidos, incluso de uno tan plano como el de ayer, pueden extraerse conclusiones. Por ejemplo, que si no puedes armar un buen juego de ataque tienes defensa y portero para enfriar las ambiciones del rival;que amarrar una victoria corta justifica la multiplicación de centrales;que si falla el juego combinativo las acciones a balón parado te sacan de cualquier apuro. El Albacete resultó un rival incómodo, presionante y combativo. Mandó el balón al palo nada más comenzar el partido y fue ambicioso en la segunda parte. Pese al esfuerzo, insuficiente para resquebrajar a un contrincante tan bien armado. Porque Osasuna no es líder por casualidad. El inquilino del ático ha vuelto.