Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Fomento no actualiza el sobrecoste

La conexión con la ‘Y vasca’ varía el coste del corredor navarro en casi mil millones

El ministro De la Serna cifra en 719 millones el precio de salir por Vitoria, y en 1.671 la alternativa de Ezkio

A. Irisarri - Viernes, 13 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El vicepresidente de Navarra, Manu Ayerdi (i), después de un encuentro con el ministro Íñigo De la Serna (d) en Madrid.

El vicepresidente de Navarra, Manu Ayerdi (i), después de un encuentro con el ministro Íñigo De la Serna (d) en Madrid. (Gobierno de Navarra)

Galería Noticia

El vicepresidente de Navarra, Manu Ayerdi (i), después de un encuentro con el ministro Íñigo De la Serna (d) en Madrid.

“El Castejón-Pamplona es un tramo especial y hay compromiso para licitar dos subtramos”

pamplona- El corredor navarro tendrá un coste mínimo superior a los 3.000 millones de euros, y para que el Estado pudiese cumplir su promesa de tenerlo construido en 2023 tendrían que acometerse más de 200 kilómetros de alta velocidad en apenas tres años. Es la lectura que puede sacarse de las declaraciones que el pasado día 5 de octubre hizo el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante un encuentro con empresarios en Zaragoza. Allí, y entre otros asuntos, el titular de obras públicas habló de fechas y cifras concretas del coste de la infraestructura en Navarra, y que según sus datos oscilaría entre los 2.434 y los 3.386 millones. Un cálculo con casi mil millones de diferencia de un supuesto a otro (según la conexión que se elija para la Y vasca), que no incluye el precio de una actuación fundamental como el bucle de Pamplona ni la estación de Tudela, y que no actualiza el coste de tramos diseñados en 2010.

De hecho, solo dos subtramos prometió el ministro que se licitarán antes de terminar el año: aquellos que comprometió con UPN para que los regionalistas apoyasen a Rajoy en la votación de los Presupuestos Generales del Estado. Es decir, los 15,29 kilómetros que unen Villafranca-Peralta y Peralta-Olite. Pero más allá de eso, nada que no sean cifras desactualizadas en muchos casos y proyecciones temporales seguramente irrealizables teniendo en cuenta que en 25 años de promesas sólo se han hecho 14 km.

De la Serna habló de tres de las cuatro grandes actuaciones del corredor navarro. En primer lugar, de la conexión sur a través del tramo Zaragoza-Castejón. El ministro dijo que este proyecto tiene 87 kilómetros de vía con un coste de 825 millones. La idea, según dijo, es que a lo largo del mes de octubre esté listo el estudio informativo, “con la vista puesta” en 2019 para poder someter el proyecto a información pública. Teniendo en cuenta que el tramo se encuentra en situación preliminar, no sería antes de 2020 en el mejor de los casos cuando empezasen las obras.

Un tramo “especial” dijo que es el Castejón-Pamplona, valorado por el ministro en 890 millones de euros para completar sus 75 kilómetros de vía. Es el único en el que hasta la fecha se han llevado a cabo actuaciones. Tiene hechos 14,77 kilómetros del primer subtramo, que va de Castejón hasta Villafranca, donde UPN y PP decidieron en 2013 parar las obras por falta de dinero. Ahora, el PP ha prometido a UPN licitar antes de que acabe el año otro subtramo de 15 kilómetros, el que va de Villafranca a Olite, para que haya ejecución de obra en 2018. El Estado no ha comprometido ninguna actuación concreta más al margen de la promesa electoralista a UPN. Ni siquiera Fomento ha actualizado la cifra al sobrecoste que Navarra calculó para el tramo, que se dispararía hasta los 1.064 millones, 174 por encima de lo que prevé el Estado.

Pero no solo eso. De la Serna no dijo en su acto en Zaragoza nada del bucle ferroviario de Pamplona, otro punto fundamental en el que la vía conecta con la capital navarra y orienta su dirección hacia la Y vasca, antesala de la salida a Europa. Propiamente, la vía sur que parte de Castejón conecta con la Comarca de Pamplona en Esquíroz, desde donde se conecta con Zuasti con parada en Pamplona, donde se preveía construir una nueva estación. Esto implicaría deshacer el nudo ferroviario de la capital, una reordenación costosa y complicada que se pensaba sufragar con una operación urbanística desfasada.

Consciente de esta situación, el Gobierno foral propuso en septiembre al Estado la creación de un grupo de trabajo que permita actualizar y acompasar una solución para el bucle de Pamplona con el resto de obras del corredor. Además, Navarra propone sufragar al 50% la construcción de la nueva estación en la capital. Navarra no ha tenido respuesta oficial a este planteamiento, y en todo caso las manifestaciones públicas han ido en sentido contrario, por lo que el bucle sigue siendo una incógnita. Lo único claro es que la actuación encarecería la cuenta en cientos de millones.

La última actuación de la que habló De la Serna fue la unión entre Pamplona y la Y vasca, con la que hay dos alternativas de conexión: o bien por Vitoria o bien por Ezkio-Itsaso. Las diferencias entre ambas son abismales. Seguir hasta la capital vasca dejaría este tramo en 719 millones, pero tomar la alternativa de Ezkio elevaría los costes hasta los 1.671 millones, ya que hay que salvar la compleja orografía de la zona. En julio hubo una reunión a tres bandas entre los gobiernos de Navarra, CAV y España en la que se acordó tomar una decisión al respecto antes de acabar el año, una vez se conozca el estudio informativo. Dependiendo de la opción y según los datos del ministro, el corredor navarro puede ir desde los 2.434 millones hasta los 3.386, a los que habría que sumar el desfase del Castejón-Pamplona y el bucle.

datos

Casi mil millones de desfase. El ministro habló de cifras concretas para algunos tramos, pero no citó actuaciones importantes que encarecerían la cuenta sustanciosamente. El tramo Zaragoza-Castejón lo fijó en 825 millones: el Castejón-Pamplona en 890 millones y para la conexión con la Y vasca valoró dos cifras: 719 por Vitoria o 1.671. Es decir, que la operación puede ir desde los 2.434 a los 3.386 millones. Eso sin contar el bucle de Pamplona, del que no habló el ministro, pero que supondría al menos otros 300 millones, a los que habría que sumar el sobrecoste de 174 millones del Castejón-Pamplona, encarecido tras su paralización en 2013.

2023

horizonte irreal. El ministerio dice que las obras estarán concluidas en 2023, pero a día de hoy ni siquiera está el papeleo tramitado para la conexión sur, Y vasca o bucle de Pamplona.

Últimas Noticias Multimedia