Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

el grupo fue desarticulado el 12 de octubre

Suspendidas las prestaciones sociales a las personas acusadas de integrar una banda organizada de robos industriales

Once de los 14 detenidos percibían alguna prestación y tres residían en pisos de alquiler social

Jesús Morales - Viernes, 13 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 18:05h

Herramientas incautadas en los registros de la Policía Foral y policía Nacional en una operación para desarticular a un clan que robaba en empresas.

Herramientas incautadas en los registros.

Galería Noticia

  • Herramientas incautadas en los registros de la Policía Foral y policía Nacional en una operación para desarticular a un clan que robaba en empresas.

PAMPLONA- El Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra informó ayer de que ha procedido a dar de baja y suspender las prestaciones sociales que recibían la mayoría de los detenidos en la operación policial desarrollada contra un clan familiar de origen rumano acusado de cometer una treintena de robos en empresas de Navarra. Once de los arrestados percibían prestaciones sociales y tres residían en pisos de alquiler social.

La operación Odesa/Makila, llevada a cabo por la Policía Foral y la Policía Nacional, ha permitido desmantelar esta semana una organización criminal que desde comienzos del año 2016 venía cometiendo asaltos a empresas situadas en polígonos industriales. En total han sido detenidas 14 personas, cinco de las cuales han ingresado en prisión, y otras doce han sido imputadas, algunas de las cuales se encuentran ya en la cárcel por otros robos y otras fuera de España.

El Departamento de Derechos Sociales indicó ayer en un comunicado que desde hace meses ha colaborado con esta investigación y “ha contribuido a su resultado final”, y que como ocurre con todos los casos de fraude detectados, se esta procediendo de inmediato a la suspensión y baja de cualquier prestación irregular, aunque especificó las causas. Varios de los detenidos residieron durante la primera mitad del año pasado en el asentamiento chabolista ilegal ubicado en la parte trasera del Club de Tenis de Pamplona.

Así, las mismas fuentes precisaron que de las 14 personas detenidas, once recibían prestaciones sociales y en tres casos vivían en pisos de alquiler social. Precisamente, la operación policial permitió localizar en al menos dos pisos de alquiler social abundante herramienta utilizada por la banda para llevar a cabo los butrones o apalancamientos de puertas en las empresas.

FRAUDE MÍNIMOEl Gobierno de Navarra destacó ayer en su comunicado que, “afortunadamente, los casos de fraude en prestaciones sociales alcanzan cifras mínimas, y que gracias al trabajo de los servicios de inspección del Departamento de Derechos Sociales, la Policía Foral y la colaboración de los servicios sociales de base, se logran detectar en gran medida”.

“Ante fraudes de este tipo, como ocurre con cualquier tipo de fraude sea en el ámbito que sea”, Derechos Sociales remarcó que “en ningún caso se debe poner en cuestión la honorabilidad de la inmensa mayoría de personas y familias que por haber perdido su empleo y carecer de ingresos de cualquier tipo requieren del apoyo público para garantizar una vida digna a ellas y sus hijos e hijas”. “Por fortuna, la sociedad navarra es una de las más seguras y con menores índices de delincuencia, en gran parte gracias a las políticas de cohesión social y lucha contra la pobreza y la exclusión que se han venido desarrollando”, concluyeron las mismas fuentes.

Herramientas de Contenido