Nadal y Federer vencen sus semis y regalan a la afición china su final soñada

EFE - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 18:01h

Federer y Nadal antes de un partido.

Federer y Nadal antes de un partido. (REUTERS)

Galería Noticia

Federer y Nadal antes de un partido.

SHANGHÁI.- Finalmente, China y el mundo del tenis tendrán su final soñada en el Masters 1000 de Shanghái, ya que el número uno del mundo, el español Rafael Nadal, se enfrentará este domingo contra el segundo en el ránking ATP, su eterno rival, el suizo Roger Federer, a quien no gana desde hace ya tres años.

Y es que, aunque de las 37 veces que se han enfrentado ambos tenistas Nadal se lleva la palma con 23 victorias, los últimos cuatro duelos han sido para Federer, el último en el pasado Masters 1000 de Miami, donde el suizo le ganó la final.

Para ver la última victoria de Nadal sobre Federer hay que remontarse al 2014, cuando consiguió imponerse en las semifinales del Open de Australia.

Sin embargo, Nadal peleará por su séptimo título de la temporada en pleno momento de euforia, con 16 victorias encadenadas y cuando está teniendo un exitoso paso por China, donde hace una semana ganó el Abierto de China en Pekín.

Tras el extenuante partido de ayer contra el búlgaro Grigor Dimitrov, este sábado mostró de nuevo la potencia de su juego y logró vencer al croata Marin Cilic, cuarto mejor tenista del mundo, en un complicado partido por 7-5 y 7-6(3).

El español sabía que no iba a ser un duelo fácil y se cumplieron los pronósticos. Nadal necesitó dos horas y 11 minutos para vencer a Cilic en un encuentro con 12 bolas de rotura (nueve para el croata) en el que ambos cometieron numerosos errores.

"Es verdad que he fallado dos veces con mi servicio en el segundo set, pero en los dos servicios he tenido para ganar el juego (...). Creo que en general el nivel ha sido muy bueno teniendo en cuenta la intensidad a la que estaba jugando él", apuntó Nadal en una conferencia de prensa en la que reconoció que se encuentra algo cansado por la acumulación de partidos pero que está disfrutando de este momento de éxitos.

"Llevamos muchos partidos, muchos kilómetros encima, pero bueno, con ilusión y disfrutando de un momento que está siendo fantástico", dijo el mallorquín.

El torneo, que se disputa en el emblemático Qizhong Forest Sports City Arena de Shanghái es uno de los cuatro grandes títulos que falta aún en el palmarés del actual número uno, junto con los de Miami, París Bercy y el Masters de Londres. Si gana el título el domingo será el Masters 1.000 número 31 de su carrera y el título 76.

Federer logró la victoria en Shanghái en el año 2014, mientras que Nadal logró alcanzar la final en el año 2009, donde perdió contra el ya ex tenista profesional ruso Nikolay Davydenko. Si el tenista suizo logra proclamarse campeón, obtendrá su sexto título de la temporada.

Este sábado logró su clasificación para la final tras vencer al argentino Juan Martín del Potro en un igualado partido por 3-6, 6-3 y 6-3 en el que el suizo no exhibió su mejor juego.

Federer se tomó así la revancha contra el argentino por su derrota en el pasado US Open, cuando Del Potro lo eliminó en los cuartos de final.

El argentino decidió finalmente jugar pese a que sufre un traumatismo en la muñeca izquierda tras una caída en el partido del viernes contra el serbio Viktor Troicki, un problema que pareció no restarle intensidad a su juego.

Gane quien gane este domingo, con los puntos que sumarán ambos tenistas, Nadal no logrará en Shanghái matemáticamente acabar la temporada como número uno, aunque repitiese en China la victoria de hace una semana en Pekín.