Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

¿Por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo?

Luis Beguiristain - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

¿Por qué le llaman democracia si se trata de una obsesión?

Queremos creer que por las consecuencias del avance de la ciencia, nosotros ya estaríamos preparados para lograr una convivencia armoniosa dentro del marco que llamamos democracia. Pero las cosas no suceden por casualidad, todavía la gente necesita desahogar tensiones a través de la confrontación cuerpo a cuerpo. En el plano psicológico, basta con observar los dos periódicos de Navarra. Si uno tiende a las ideas más centralistas y radicales de la nación católica y monárquica, el otro tiene que dar toda la imagen opuesta, y muchas veces exagerada respecto de la neutralidad, para satisfacer a la gente más rebotada que se opone a ese nacional catolicismo. Pienso, si esta postura es del todo natural o se dejan llevar por intereses contaminados de obsesión y neurosis colectiva: “Les damos para comer aquello que quieren comer”. ¿Todavía los psicólogos no contemplan la neurosis colectiva? Si las opiniones seleccionadas por el periódico, de un lado y del otro, quisieran reflejar toda la verdad que envuelve a estos hechos de Cataluña, en lugar de cebarse tanto en los hechos en sí, tratarían de ayudar a reflejar la realidad sincera, lanzando ideas sobre las vías de solución práctica, en lugar de estar echando más leña al fuego para que la confrontación siga durante el mayor tiempo posible. Pero no he visto claramente, a través de sus artículos, que se diga que los catalanes, lo que de verdad quieren es un acuerdo económico equivalente al concierto vasco. Y seguimos jugando a disparar con la flecha apuntando a la luna, para ver si de chiripa le pegamos a una gaviota. Si de verdad tuviésemos conciencia de las graves dificultades que nos ha traído la ciencia, en temas de salud y de contaminación del planeta, en la reducción del trabajo por los robots inteligentes, etcétera, resolveríamos más fácil estos problemas básicos de convivencia. Estamos en la vida para servir, y no para ser servidos.

Herramientas de Contenido