Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mar de fondo

Los aitas de la ikas

Por Xabi Larrañaga - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un sábado hacia 1930 pillaron a Haim Nahman Bialik en Tel Aviv, con perdón, hablando yiddish, idioma considerado entonces allá enemigo del hebreo. Le preguntaron cómo era posible y el poeta nacional se justificó con una honesta genialidad: “El yiddish sale de mí por sí solo, mientras que el hebreo cuesta, y en Sabbath está prohibido el trabajo.” Zafer Senocak, escritor berlinés nacido en Ankara, distingue entre “la lengua que vive en mí” (el turco) y “la lengua en la que vivo” (el alemán). Al políglota Bialik el hebreo le suponía un esfuerzo. Aun así, sus versos sudados de idealismo engordaron el prestigio cultural y social del idioma.

En mundos plurales conviven la laxitud privada de unos y el integrismo público de otros, que a menudo son los mismos. Aquí también pasa. Cuenta Jon Juaristi que el euskera coloquial de Gabriel Aresti era tan improbable que prefería usar el castellano “con los neovascohablantes como yo”. También en erdara se carteaba con Koldo Michelena, y era consciente de ello: “No sé por qué endiablada razón hemos de escribirnos en la lengua de Rinconete, pero ya que así empezó, así siga”. No parecía muy estricto.

Ignoro qué harían hoy tales gigantes, aunque pienso que seguirían mestizando. Me acuerdo de ellos y de nosotros, los enanos, cuando se denuncia que en el patio de las escuelas no se parla como se debe, y que en la calle los chavales se desvían. Bueno, pues yo creo que sobra ponerse trágico: esa pachorra lingüística es común entre progenitores, profesores, intelectuales, consejeros de Educación y miembros de Euskaltzaindia. O sea, Berri Txarrak y Telecinco. Exigir más es correr. Y desconocernos.

Herramientas de Contenido

Más sobre Mar de fondo

ir a Mar de fondo »