Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
una subida del 16% con respecto a 2015

Gobierno y cuatripartito negocian los presupuestos que consolidarán la subida de la inversión social

Los grupos del cambio esperan elevar el techo de gasto de los 110 millones que anunció el Ejecutivo hasta los 170

El incremento de las Cuentas de 2018 será del 16% con respecto a 2015

Javier Encinas - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Representantes de los partidos que conforman el cuatripartito, Geria Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda - Ezkerra, presentan un nuevo pacto presupuestario para 2017.

Laura Pérez (Podemos), Adolfo Araiz (EH Bildu), Marisa de Simón (I-E) y Koldo Martínez (Geroa Bai). (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Representantes de los partidos que conforman el cuatripartito, Geria Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda - Ezkerra, presentan un nuevo pacto presupuestario para 2017.

PAMPLONA- El Gobierno de Navarra y los cuatro grupos parlamentarios que le apoyan se encuentran inmersos en la negociación de los Presupuestos Generales de Navarra (PGN) para 2018. Hasta ahora solo se han establecido los primeros contactos, si bien nadie duda de que las próximas Cuentas Públicas de la Comunidad consolidarán la importante subida que han experimentado las partidas de protección social desde que el cambio político permitió revertir los sucesivos recortes aplicados durante la última legislatura con UPN al frente del Ejecutivo (2011-15).

Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra están ahora a la espera de que el Gobierno les presente su proyecto presupuestario con la distribución del gasto por departamento. Por el momento sólo han dispuesto de un borrador, elaborado a partir de que la consejería de Hacienda estableciera, el pasado 13 de septiembre, en 3.633 millones de euros el techo de gasto para el próximo ejercicio. Esta cifra supone un incremento de 110,4 millones (el 3,13%) con respecto al presente año.

Pese a tratarse de una cantidad considerable, la realidad es que el destino de un alto porcentaje de ese dinero está ya comprometido entre el Plan de Desarrollo Rural, la subida salarial de los trabajadores públicos, la finalización de las obras del pabellón Reino Arena, las nuevas infraestructuras previstas en educación, los compromisos para impulsar la I+D+i, etc. Por el contrario, en 2018 el Gobierno no tendrá el lastre de tener que pagar del 50% de la extra que UPN arrebató a los funcionarios en 2012 y que ha obligado a desembolsar casi 25 millones en 2017.

No obstante, el cuatripartito confía en que el límite de gasto pueda elevarse hasta los 170 millones, lo que permitiría atender otras necesidades. Se hubiera contado con esta cantidad en el caso de que tener solucionada con el Gobierno de España la negociación que inició a principios de este año con la Hacienda Foral para determinar la cuantía que Navarra debe abonar a través del Convenio Económico, pero lamentablemente no ha sido así. Por lo tanto, el Ejecutivo foral tendrá que cerrar sus previsiones presupuestarias para 2018 sabiendo que sus obligaciones financieras con el Estado siguen sin estar definidas, pese a que el quinquenio que está en discusión comenzó el 1 de enero de 2015.

con retrasoLa negociación de los Presupuestos va con cierto retraso y el Gobierno foral tiene ya asumido que no podrá entregarlos al Parlamento antes del 1 de noviembre, como está recogido por ley.

En todo caso, se trabaja con la previsión de que la demora sea inferior a las dos semanas, de tal forma que a mediados de noviembre pueda cumplirse este trámite. A partir de entonces, será cuando se fije el calendario para abrir la negociación parlamentaria con el objetivo de que los Presupuestos estén aprobados antes de que finalice el año.

Hasta llegar al acuerdo, al Gobierno y a los grupos del cambio les esperan muchas horas de conversaciones, en las que también se pondrá sobre la mesa la discusión de las medidas tributarias. No se esperan grandes novedades con respecto a la reforma fiscal ahora vigente y que ha contribuido a mejorar los ingresos públicos de forma satisfactoria. Pese a la crítica feroz de la oposición, las fuerzas del cambio darán continuidad a la arquitectura fiscal que existe en la actualidad y solo está previsto introducir algunas modificaciones en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades. Hay que tener en cuenta que la positiva marcha de la economía, junto a las medidas tributarias, son las que posibilitarán que Navarra tenga en 2018 una capacidad de gasto entre un 16% y un 17% superior a la que tuvo la Comunidad Foral en 2015. Fue el último año con UPN en el poder, al que se llegó con una inestabilidad institucional sin precedentes, unas alicaídas cuentas públicas y tres prórrogas presupuestarias consecutivas.

PRESUPUESTOS 2018

ESTABILIDAD EN NAVARRA Y DUDAS EN EL ESTADO

Tercer acuerdo. Mientras Navarra se encamina hacia la aprobación de los Presupuestos por tercer año consecutivo, después de que UPN agotara la agónica legislatura 2011-15 en la que solo consiguió sacar adelantar las Cuentas Públicas de 2012, en el Estado se tiene ya asumido que será prácticamente imposible contar con nuevos Presupuestos para el próximo ejercicio. El Gobierno de Mariano Rajoy, en minoría y sin capacidad de buscar los apoyos parlamentarios necesarios para que su proyecto prospere, anunció ayer que prorrogará los Presupuestos de 2017, aunque tratará de aprobar unos nuevos más adelante. Esta decisión pone de manifiesto la inestabilidad en la que se mueve el Ejecutivo del PP, que se ha visto agravada por su forma de gestionar la crisis de Catalunya. La ausencia de Presupuestos en el Estado complica todavía más las inversiones que UPN dice tener aseguradas para el corredor del tren y para la segunda fase del Canal de Navarra. - J.E.