Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Discrepancias en la UE acerca del control en sus fronteras interiores

Mientras unos países defienden reformar el código Schengen para reforzar la seguridad, otros abogan por una Europa “sin fronteras”

Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

luxemburgo- Los países de la Unión Europea (UE) discrepan sobre la idea de prolongar la duración de los controles en las fronteras interiores ante situaciones de “amenaza”, un asunto que debatieron ayer por primera vez a partir de una propuesta del Ejecutivo comunitario.

El tema se trató en un Consejo de Ministros europeos del Interior, donde cerca de la mitad de los estados miembros defendió la idea de reformar el código Schengen para prolongar esos controles frente a las amenazas a la seguridad, indicaron fuentes diplomáticas.

En ese grupo se incluyen Francia, Alemania, Dinamarca y Austria, apoyados por España, Finlandia y otras delegaciones, añadieron las fuentes. La otra mitad de estados, entre los que figuran Eslovenia, Hungría, Polonia y Eslovaquia, incide en la necesidad de preservar la Europa “sin fronteras” y que las excepciones sean “proporcionadas”, según las mismas fuentes.

El ministro de Interior de Eslovenia, Robert Kalinak, cuyo país se opone a la ampliación de los controles, se declaró “triste” por las propuestas de reforma y consideró que hay que proteger Schengen desde las fronteras “exteriores” en lugar de las interiores. “No ha sido un Consejo fácil”, reconoció en rueda de prensa al término de la reunión el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos, quien se mostró convencido, no obstante, de que la reforma del código Schengen reforzará ese sistema y pidió un compromiso rápido entre los estados.

Por su parte, el ministro de Interior de Estonia (país que preside la UE este semestre), Andres Anvelt, aseguró que el debate fue “intenso pero constructivo” y que “los rumores de muerte de Schengen son exagerados”.

Un grupo de países europeos (Francia, Alemania, Dinamarca, Austria y Noruega) han pedido a Bruselas cambios para poder responder a la amenaza terrorista.

En particular, estos países han solicitado prolongar de dos a cuatro años los controles fronterizos excepcionales previstos en el código Schengen. Bruselas presentó a finales de septiembre una propuesta para adaptar ese código, pero los cambios no van tan lejos como quieren esos países.

Por un lado, el Ejecutivo comunitario plantea la prolongación de seis meses a un año en los controles en las fronteras interiores en caso de “amenaza grave” para la seguridad nacional o el orden público.

Por otro, plantea añadir otros dos años de controles en caso de que “persista” la amenaza grave o que el país demuestre que está aplicando medidas a nivel nacional, como por ejemplo si ha declarado el estado de excepción. La CE propone también cambios de procedimiento: que transcurrido el primer año de controles la prórroga sea acordada por los Veintiocho y que agencias como Frontex (fronteras) y Europol (policía) sean informadas, un aspecto que critica Francia.

Actualmente aplican controles en las fronteras internas seis países del espacio Schengen: Francia, Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega (éste no miembro de la UE). - Efe

Herramientas de Contenido