Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un año de lucha y solidaridad con los vecinos de Altsasu procesados por un altercado elevado a terrorismo

Se cumplen 12 meses del altercado en ferias, derivado en delito de terrorismo
Ocho jóvenes, tres de los cuales siguen en prisión, se enfrentan a penas de 375 años

Nerea Mazkiaran - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las personas concentradas mostraban una carta dentro de la campaña puesta en marcha de envío masivo de misivas a los tres jóvenes encarcelados.

Las personas concentradas mostraban una carta dentro de la campaña puesta en marcha de envío masivo de misivas a los tres jóvenes encarcelados. (Nerea Mazkiaran)

Galería Noticia

altsasu - Se cumple hoy un año de aquel altercado en ferias con dos guardias civiles y sus parejas que derivó en delito terrorismo tras una denuncia de Covite. Así, son ocho jóvenes procesados, tres de ellos en prisión desde noviembre, para los que la Fiscalía de la Audiencia Nacional pide 375 años de cárcel en total. Además, hay otros dos menores imputados. Doce meses de una “trifulca” en palabras de muchos que ha traído consigo mucha indignación y sufrimiento en Altsasu, sobre todo entre las familias y amigos de los jóvenes.

Ayer, al igual que todos los viernes, cientos de personas se concentraron para decir que lo de Altsasu “no es terrorismo” y pedir justicia. Pero la de ayer era especial, con un lema: Urte bat muntaia jasaten, urte bat elkartasuna hedatzen. Y es que ha sido un año en el que aquel triste suceso de ferias saltó la prensa estatal, ocupando muchas páginas y minutos de televisión en los que se dio una imagen de Altsasu y un relato de los hechos que causó indignación en este pueblo.

Pero también ha sido un año de una gran ola de solidaridad. En noviembre, a los pocos días de la detención de nueve jóvenes, salieron a la calles unas 20.000 personas, la mayor movilización conocida en Altsasu. Después ha habido muchas más, tanto a nivel de Altsasu como de Euskal Herria, movilizaciones de miles y miles de personas que se recogen en la exposición organizada por la plataforma popular Altsasukoak aske que se puede ver este fin de semana de ferias en Gure Etxea. Asimismo, durante estos días se invita a realizar un envío masivo de cartas a los tres jóvenes en prisión. Por ello, en la concentración de ayer todas las personas mostraban en su mano una misiva.

Tras la concentración hubo un micrófono abierto a todas las personas que quisieran en el que se habló de un año de rabia, angustia, tristeza, miedo e impotencia. “No puede ser que siga sucediendo algo que no nos cabe en la cabeza, producto únicamente de la rabia y las mentiras de mucha gente” señaló una mujer, quién destacó que “mucha gente ha dejado sus diferencias para trabajar en la misma dirección. Ahora más que nunca existe Altsasu” aseguró, al tiempo que puso en valor el trabajo realizado por la juventud para finalizar con un “Gora Altsasuko gaztedia”.

Asimismo, tomaron el micrófono dos padres para hablar de daño pero también de ánimo y apoyo, de miradas y gestos que volvieron ayer a agradecer, al igual que los jóvenes imputados, que también tomaron la palabra ayer. “Entre todos lo conseguiremos” aseguraron, para finalizar pidiendo la libertad de Oihan, Adur y Jokin.

80.000 adhesiones Ante el desarrollo de los acontecimientos, los padres y madres de los procesados, Altsasu Gurasoak, promovieron un manifiesto al que se han adherido ya cerca de 80.000 personas. Ayer volvían a invitar a la ciudadana a que se sume esta iniciativa que reclama proporcionalidad en el juicio y que se elimine la calificación penal como delito de terrorismo. Por ello, se pide que el caso vuelva al Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, dónde comenzó, y la consiguiente puesta en libertad de los tres jóvenes en prisión.

Lo cierto es que hay mucha preocupación e incertidumbre, y los padres y madres se aferran a la esperanza de que “habrá alguien que ponga fin a esta pesadilla” y también a Europa, que se comprometió a velar por la proporcionalidad y los derechos fundamentales en este caso. Asimismo, recordaban los primeros informes policiales, redactados por la Policía Foral y la Guardia Civil que “contradicen y rechazan la calificación de los hechos como delito de terrorismo” y que relevantes juristas también sostienen que lo que pasó aquella madrugada no es terrorismo.

En su escrito, el Ministerio Fiscal reproduce el relato de los guardias civiles y sus parejas y dedica buena parte a justificar las peticiones “por no ser un hecho puntual, sin parte de un ambiente de presión sobre el colectivo de la Guardia Civil”. Así, el fiscal atribuye para siete de los acusados cuatro delitos de lesiones terroristas, con una condena de 12,5 euros por lesión. Además, imputa a uno de ellos y a otra joven amenazas terroristas, por lo que pide otros 12,5 años para cada uno. Asimismo, reclama una indemnización de 41.400 euros.

El altercado se saldó con un teniente de la Guardia Civil con rotura en el tobillo y contusiones del sargento y las parejas de ambos. Aquella noche la Policía Foral detuvo a dos jóvenes que tras pasar por el Juzgado de Instrucción de Pamplona quedaron libres el lunes siguiente.

Herramientas de Contenido