El ‘corso terrestre’ vuelve a Dicastillo

la localidad acogió una conexión con méxico dentro de los actos en torno a xavier mina

Un reportaje de Maite González - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La conexión con México se hizo desde Dicastillo.

La conexión con México se hizo desde Dicastillo. (RICARDO BARKIN)

Galería Noticia

La conexión con México se hizo desde Dicastillo.

El corso terrestre, formación que recorrió parte de la Merindad durante la Guerra de la Independencia frente a los franceses, volvió a Dicastillo simbólicamente para recordar la figura de su creador, el guerrillero navarro Xavier Mina. Así, desde la localidad, por la que un día pasó este corso terrestre, se llevó a cabo una conexión con México, que el jueves acogía la inauguración de las jornadas en torno a Xavier Mina, considerado un héroe nacional en este país, donde participó en el proceso hacia la independencia. La figura de Mina, navarro nacido en Otano, es “muy desconocida” en Navarra, según explicó la historiadora de Dicastillo Mª José Sagasti, miembro del Comité de Otano, colectivo que organiza los actos en torno al bicentenario de la muerte de Xavier Mina.

La conmemoración del bicentenario de Xavier Mina incluirá distintas actividades en las próximas semanas, de las que el acto central será el 11 de noviembre con la colocación de un monolito en Otano (valle de Elorz). La cita coincide con la fecha exacta de la muerte de Xavier Mina, el 11 de noviembre de 1817 en México. El monolito, de 4 metros, cuenta con los escudos tallados de México y Navarra y una inscripción.

Los actos del bicentenario de Mina los impulsa el citado Comité de Otano en contacto directo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

En la apertura de las jornadas sobre Mina en el Museo Nacional de Historia, ubicado en el castillo de Chapultepec de México DF, integrantes del grupo navarro llevaron a cabo un saludo desde Dicastillo mediante videoconferencia.

En el acto participaron entre otros la propia Mª José Sagasti, así como Juan Félix Istúriz, miembro del Comité de Otano o el alcalde de Dicastillo, Mikel Azcona. Por su parte, los dantzaris Raquel Ugartondo y Javier Lana bailaron un aurresku en un momento de la conexión con el auditorio de México.