Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Defensor del Pueblo pide una solución para los padres de alumnos de Barillas

Sugiere a Educación que adopte “alguna medida que permita a los niños volver a casa cuando acaba la jornada escolar”
Su autobús les recoge en Cascante a las 17.00 horas, aunque acaban a las 14.10

Fermín Pérez-Nievas Javier Bergasa - Sábado, 14 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una representación de padres y madres de Fontellas, que llevan a sus hijos al colegio San Julián de Tudela

Una representación de padres y madres de Fontellas, que llevan a sus hijos al colegio San Julián de Tudela (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Una representación de padres y madres de Fontellas, que llevan a sus hijos al colegio San Julián de Tudela

TUDELA- El Defensor del Pueblo de Navarra ha mostrado su apoyo a los padres de alumnos de Barillas que estudian en el colegio de Cascante y que hace meses solicitaron al departamento de Educación que revisara las rutas de los autobuses o creara un servicio de taxis para que sus hijos no llegaran a su casa a las 17.00 horas, el mismo horario que antes de adoptar la jornada continua.

En la nota que les ha enviado esta institución, sugieren al departamento que “adopte alguna medida que permita que los alumnos de Barillas y Tulebras que acuden al CP Santa Vicenta María, puedan regresar a sus domicilios haciendo uso de dicho servicio a la hora de finalización de la jornada continua”.

Según indica, “la legislación en materia de educación considera el servicio de transporte escolar como un servicio complementario de la escolarización. Dado ese carácter del servicio, parece necesario que las rutas de transporte se organicen en función del horario o jornada escolar, esto es, de acuerdo con la hora de comienzo y de finalización de la misma, de las clases”. Por todo ello concluye que “sería razonable que el servicio de transporte se adaptara a esta nueva realidad, de forma que los alumnos transportados puedan , si lo desean, regresar a sus casas a la finalización de las clases”.

En un comunicado enviado ayer por los padres de los 16 alumnos que reclaman el cambio del horario para pasar de las 17.00 a las 14.10 horas aseguran sentirse “agradecidos y respaldados por esta recomendación del Defensor que argumenta de forma clara que la postura que ha adoptado el departamento de Educación respecto a este asunto es (a nuestro parecer) irracional, ilógica y fuera de todo sentido común”. A este respecto añaden que “no se pueden defender las bondades del cambio de la jornada continúa para seguidamente no facilitar que las familias disfruten de esos supuestos beneficios de salir antes del colegio”.

El origen del problema y la reivindicación de los padres de alumnos de Barillas y Tulebras surge cuando en el centro al que acuden en Cascante los padres decidieron por mayoría pasarse a la jornada continua. Con el cambio, los alumnos se ven obligados a permanecer en el colegio hasta las 17.00 horas a pesar de que su jornada lectiva finaliza a las 14.10 horas, al disponer de un único servicio de autobús escolar a las 17.00 horas. De esa forma se ven obligados a tener que quedarse a las clases extraescolares, que son voluntarias, llegando a la misma hora que antes a su domicilio aunque han terminado tres horas antes.

En una votación organizada por el colegio el pasado 1 de julio, de los 19 votos de padres afectados, 16 votaron a favor de prestar el servicio del autobús escolar después del comedor, mientras que 3 votos apostaron por mantenerlo igual. “Sin embargo el departamento exige que haya unanimidad entre todos los padres afectados”, concluyen.

con lupa

Educación. Basa su negativa en dos aspectos que han explicado a los padres afectados y que indican a todos los centros que se van a pasar a jornada continua. “La modificación de la jornada escolar de cada uno de los centros no debe suponer un mayor gasto para el departamento de Educación en cualquiera de los servicios que ofrece en dichos centros”. Además aseguran que “el servicio del transporte queda garantizado en las mismas condiciones que se venía prestando anteriormente y no es posible realizar modificaciones en perjuicio del alumnado. Las modificaciones en el servicio que puedan suponer el perjuicio de cualquier alumno deben contar con el apoyo unánime de todas las familias afectadas”.

Los alumnos. Son 22 los alumnos de Barillas y Tulebras que acuden a Cascante. De ellos votaron 19 y 16 lo hicieron a favor;son los que han escrito al Defensor.

Herramientas de Contenido