Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Editorial de diario de noticias

Acelerar la igualdad

El demoledor informe de la OCDE señala, para vergüenza de todos los países, que los avances en la equiparación entre hombres y mujeres son escasos y lentos, aunque también hay algunos progresos

Domingo, 15 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El último informe elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), titulado La búsqueda de la igualdad de género: una batalla cuesta arriba, resulta demoledor respecto a los escasísimos avances experimentados en la mayoría de países en la irrenunciable tarea de que los poderes públicos garanticen el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres. Según este estudio, los avances que han tenido lugar en los últimos cinco años -fecha del análisis anterior- son, por decirlo de manera clara, pocos y muy lentos. Es cierto que ha habido algunos progresos en esta materia -lo contrario sería totalmente inaudito- pero la igualdad entre hombres y mujeres es un derecho fundamental e irrenunciable que afecta a aproximadamente la mitad de la población, más allá de que, además, su implementación supondría de hecho un beneficio de primera magnitud en todos los órdenes sociales, incluido el económico. El tirón de orejas de la OCDE a toda la comunidad internacional no puede, por tanto, caer en saco roto. “Persisten las diferencias entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida social y económica entre países, y el tamaño de esas brechas ha cambiado poco en los últimos años”, insiste el informe del prestigioso organismo internacional. El vergonzante dato, corroborado por este estudio, de que el sueldo de las mujeres es un 15% menor al de sus compañeros masculinos es sencillamente inaceptable desde el punto de vista ético y social y supone un serio obstáculo para el bienestar general. Es sangrante que los países involucrados hayan hecho tan escasos y tan poco eficaces esfuerzos en una lucha que debe ser una prioridad absoluta en las políticas públicas. La propia OCDE ya había señalado un lustro antes esta necesidad, que supone en sí misma un claro beneficio para toda la sociedad. Es necesario señalar que, aunque aún queda mucho trabajo, no todo se ha hecho mal. Las instituciones navarras se han comprometido inequívocamente para atajar la desigualdad en todos los ámbitos y la ciudadanía está cada vez más concienciada para desterrar esta lacra. Pero aún queda por delante el reto de acelerar aún más y de manera urgente el proceso hacia una igualdad real y efectiva.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »