Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Condiciones laborales de los cuerpos policiales de Navarra

Por Juantxo Zabalza - Domingo, 15 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Con motivo de la fiesta de la Hispanidad, ante un gran número de autoridades políticas, judiciales, militares, policiales y ciudadanos de Navarra, el más alto mando de la Guardia Civil en Navarra, el coronel Javier Hernández, reivindicaba una mejor retribución para los miembros del Instituto Armado, argumentando que son los primeros en acudir al lugar donde se les requiere por parte de la ciudadanía. Estas palabras entroncan con unas recientes declaraciones efectuadas por el Ministro del Interior, Sr. Juan Ignacio Zoido, en el sentido de equiparar los salarios de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Palabras que a su vez se hacen eco de una campaña lanzada por los sindicatos y agrupaciones de Policía Nacional y Guardia Civil, solicitando la equiparación salarial con las policías autonómicas del País Vasco y de Cataluña. No ha habido mención alguna a la Policía Foral.

Estas declaraciones de intenciones han originado en Policía Foral un sentimiento contradictorio. Así, nos agrada sinceramente que los responsables políticos, los altos mandos y los sindicatos y agrupaciones profesionales luchen por prestigiar la labor que realizan las policías en España, aspirando a mejorar sus condiciones laborales. Pero, por otro lado, nos inquieta que nadie se acuerde de la Policía Foral, el cuerpo con peores condiciones laborales de todo el territorio navarro, por debajo de las policías locales y miembros de la Policía Nacional y Guardia Civil con destino en nuestra Comunidad. Y cuando hablamos de condiciones laborales no sólo nos referimos a las retribuciones, sino también a derechos que se van adquiriendo a través de los años mediante la negociación colectiva. Para otro momento dejamos la comparación con nuestros homólogos vascos y catalanes, pues es tal la diferencia en esas condiciones laborales que pareciera que ejercemos profesiones diferentes.

Paradójicamente, esta falta de reconocimiento en nuestras condiciones laborales no se corresponde con el trabajo que realizamos. Aparte de que la Policía Foral sigue siendo la institución más valorada por la ciudadanía Navarra durante los últimos años, somos también el Cuerpo que lleva el peso de la seguridad pública de Navarra. Aunque pudiéramos ofrecer toda una serie de cifras y comparativas con las que resaltarían aún más nuestra aportación, nos vamos a limitar a un solo dato: con 1.065 efectivos investigamos el 43,7% de los delitos que se cometen en Navarra. Nadie da más por menos.

Por ello, y sin perjuicio de nuestro apoyo a las reivindicaciones que se están efectuando en otros cuerpos policiales, solicitamos al Gobierno de Navarra, los Grupos Parlamentarios y el Jefe de la Policía Foral, que defiendan la labor que realizamos, de manera que sea debidamente reconocida y prestigiada, y no tengamos que agachar la cabeza cuando cualquier agente de cualquier otra policía autonómica, estatal o municipal nos refiera sus condiciones de trabajo. Como policía de todos los navarros, y como institución más valorada por la ciudadanía, la Policía Foral merece el apoyo de sus gobernantes y no servir como arma arrojadiza en las batallas políticas. Porque realmente es esto lo que está acabando con nuestra institución.

El autor es presidente de la Agrupación Profesional de Policía Foral