Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El Gobierno afea a Puigdemont por "su falta de claridad" e insiste en que aún puede evitar la aplicación del artículo 155

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, advierte al president que su llamamiento al diálogo "no es creíble" y le urge a rectificar antes de este jueves a las 10.00 horas

EP - Lunes, 16 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 12:14h

Declaraciones de Soraya Sáenz de SantamaríaVER VÍDEOReproducir img

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su comparecencia en Moncloa.

(YOUTUBE)

Galería Noticia

  • Declaraciones de Soraya Sáenz de SantamaríaReproducir

MADRID. El Gobierno ha lamentado hoy que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no haya respondido al requerimiento de si proclamó la independencia en Catalunya y le ha exigido que rectifique antes del jueves o, de lo contrario, adoptará medidas en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

A las diez de la mañana de hoy concluía el plazo que el Ejecutivo había dado a Puigdemont para que contestara con un sí o un no, sin ambigüedades, a esa pregunta sobre sus palabras de la semana pasada ante el pleno del Parlament.

El presidente de la Generalitat, en una carta enviada al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha evitado responder directamente a esa cuestión y le ha ofrecido un margen de dos meses para dialogar y concertar una reunión para explorar acuerdos.

Además, remarca que, en todo caso, los efectos del "mandato político surgido de las urnas el 1 de octubre" están "suspendidos" porque su "voluntad" es "encontrar la solución y no el enfrentamiento".

Puigdemont pide a Rajoy que "revierta la represión contra el pueblo y el gobierno de Catalunya" y resalta la "intervención y congelación de cuentas bancarias" de la Generalitat, la "censura de internet y de medios de comunicación", la "violación del secreto postal", las "detenciones de servidores públicos" y la "brutal violencia policial ejercida contra población civil pacífica el día 1 de octubre".

Explica que le "sorprendió" que, en su requerimiento, Rajoy anunciara su predisposición a aplicar el artículo 155 de la Constitución "para suspender el autogobierno de Catalunya", después de que un día antes el presidente catalán, "atendiendo a la petición de numerosas personalidades e instituciones internacionales, españolas y catalanas", planteara una "oferta sincera de diálogo".

El Gobierno central entiende que Puigdemont no ha respondido y, por tanto, debe rectificar antes de que a las diez de la mañana del jueves, 19 de octubre, expire el segundo plazo que ya había fijado.

Considera que se trata de la última oportunidad que tiene para evitar que se recurra al artículo 155 de la Constitución, una aplicación de la que, según asegura Rajoy en su respuesta de hoy al presidente de la Generalitat Puigdemont, él sería "el único responsable".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, le ha recordado que tiene de plazo hasta el jueves para rectificar.

"Nadie ha tenido tan fácil evitar que se aplique la Constitución", ha dicho la vicepresidenta en alusión al artículo 155, aunque ha precisado que "a veces da la impresión" de que algunos sectores de los más "radicales" quieren que se empiecen a aplicar esas medidas.

Ha subrayado asimismo que el objetivo del Ejecutivo, tal y como ha explicado Rajoy en su carta, no es suspender el autogobierno de Catalunya, sino que éste "se ejecute con arreglo a la legalidad" y que la autonomía se ejerza "de acuerdo a los parámetros constitucionales y al Estatuto".

Además, ha vuelto a reiterar su invitación para que Puigdemont acuda al Congreso a explicar sus propuestas y a formular "cuantas peticiones quiera".

Es una invitación que le hace también Rajoy en su carta, en la que escribe que no ve creíbles los llamamientos del presidente de la Generalitat al diálogo en nombre del conjunto de Catalunya.

Rajoy insiste en que la consulta del 1 de octubre "nunca ha sido válida" y contesta a la petición de Puigdemont de que "revierta la represión contra el pueblo y el gobierno de Catalunya" y su referencia a que hoy están citados a declarar "como imputados" ante la Audiencia Nacional el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero.

"No puedo como presidente del Gobierno de España interceder, ni siquiera valorar, las actuaciones de otros poderes del Estado. Le recuerdo -agrega- que todos estamos sujetos al imperio de la ley y obligados a respetar o acatar las resoluciones de los tribunales".

El presidente del Gobierno ha respondido a Puigdemont tras mantener sendas conversaciones con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Ciudadans, Albert Rivera. Ambos partidos siguen apoyando al Gobierno y recriminando su actitud a Puigdemont.

Así, el portavoz de la Ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, ha calificado de "inadmisible" la respuesta del presidente de la Generalitat y ha dicho que, si se aplica el artículo 155, él será el único responsable.

Rivera, por su parte, ha defendido que aplicar la Constitución"no es opcional, sino una "obligación" porque hay que parar ya el "chantaje" del Govern.

Entre los independentistas, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha indicado que su partido "está de acuerdo con la estrategia y el contenido de la carta" enviada por Puigdemont porque hay que apostar por la vía del diálogo y la negociación.

La presidenta del grupo de la CUP en el Parlament, Mireia Boya, ha considerado "imposible" el diálogo con el Gobierno central y ha advertido a Puigdemont de que la unidad soberanista pasa por proclamar la república catalana esta semana o la que viene. 

Herramientas de Contenido