Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

el futuro de catalunya

El cuatripartito respalda el diálogo y la oposición pide respeto a la ley

EFE - Lunes, 16 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 12:43h

Vista general del Parlemento Foral durante la celebración del pleno sobre la Ribera el pasado 6 de octubre.

Vista general del Parlemento Foral durante la celebración de un pleno. (Foto: Oskar montero)

Galería Noticia

  • Vista general del Parlemento Foral durante la celebración del pleno sobre la Ribera el pasado 6 de octubre.

PAMPLONA. Los portavoces de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E han mostrado hoy su respaldo a la oferta de diálogo realizada por el presidente catalán, Carles Puigdemont, mientras que los de UPN, PSN y PP ha subrayado que ese diálogo, en todo caso, debe realizarse dentro de la legalidad vigente.

Al término de la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha asegurado que comparte la afirmación de Puigdemont en su carta al presidente Mariano Rajoy en el sentido de que "aceptar la realidad es el camino para resolver los problemas".

Sin embargo, ha apuntado, en esa "aceptación" de la realidad "deberían estar afectados tanto el Gobierno de la Generalitat como el del Estado".

El portavoz de Geroa Bai ha declarado que Puigdemont hace en su carta dos peticiones "lógicas", que son "que se revierta la represión" en Cataluña y que "se concrete lo antes posible una reunión" para llegar a una solución dialogada.

Martínez ha subrayado que Geroa Bai no desea "esta situación para Navarra", ya que la coalición, ha recordado, siempre ha puesto el énfasis "en la vía de la negociación, del dialogo y del acuerdo".

Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha aseverado que la respuesta de Puigdemont "reivindica el diálogo como solución y como salida a esta situación" y en ese sentido ha señalado que el 1-0, "pese a la violenta actuación policial", votaron más de dos millones de catalanes.

El parlamentario ha considerado "clave" el plazo de dos meses planteado por Puigdemont para negociar, aunque en EH Bildu, ha dicho, "nos tememos" que la respuesta de Rajoy "no va a ser atender esta mano tendida, sino cortar esa mano y romper de raíz una solución dialogada a este problema".

Por su parte, Mikel Buil, de Podemos, ha deseado que el PP "entre en el redil del diálogo" y al respecto ha opinado que ahora "la pelota está en el Gobierno de Mariano Rajoy", al que ha instado a dialogar.

Marisa de Simón, de I-E, ha entendido que "no cabía otra respuesta" al requerimiento del Gobierno, ya que ni la opción de aplicar el artículo 155 de la Constitución ni la declaración unilateral de independencia "marcaban una situación de salida" a este problema.

La parlamentaria ha afirmado que la carta de Puigdemont "abre una puerta al diálogo" que es "fundamental" en este momento y ha resaltado que es "evidente" que la Constitución de 1978 está ya "totalmente agotada", no solamente en lo referido al "derecho de decisión", sino a otros "derechos y libertades ciudadanas que hoy por hoy no están blindadas".

Por el contrario, el portavoz de UPN, Carlos García Adanero, ha denunciado "el sectarismo radical" del Gobierno de Navarra, al ponerse "al lado de los que incumplen la ley y en contra de las normas".

La carta de Puigdemont "es más de lo mismo", ha declarado García Adanero, quien ha denunciado que el presidente catalán "parece ser que no tiene intención de volver a la legalidad" y por ello es a su juicio "un despropósito" que la presidenta Uxue Barkos se ponga "al lado de quien se pone en contra de la ley".

La parlamentaria socialista Inma Jurío ha mostrado su preocupación por la "deriva independentista" en Cataluña y la decisión de la Generalitat de continuar en su estrategia "sin ningún tipo de legalidad".

En su carta, ha agregado, el presidente catalán "no dice nada" tras haber hecho "una declaración de independencia diferida en el tiempo" y con ello "no esta contentando a nadie", ni siquiera "a los suyos propios".

Jurío se ha preguntado para qué es el plazo de dos meses, porque Puigdemont propone un diálogo "viciado", ya que "él no da nada a cambio". El diálogo, ha resaltado, debe realizarse siempre en "el marco adecuado", que es el del "cumplimiento de la legalidad".

El parlamentario del PP Javier García se ha remitido a la valoración realizada hoy por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aunque ha destacado que, en todo caso, el dialogo debe producirse "siempre dentro de la ley y no fuera".

Herramientas de Contenido