Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El estudio de ingeniería prevé finalizarlo estos días

El Gobierno foral entregará esta semana a Fomento el proyecto constructivo del TAV

El estudio de ingeniería que lo debe elaborar prevé finalizarlo en los próximos días
Afecta al subtramo entre Peralta y Olite
Las obras , paralizadas desde 2013, no se retomarán hasta al menos dentro de un año
El convenio de colaboración firmado en 2010 sigue vigente

Ibai Fernandez - Lunes, 16 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Parte de los 14 km de obra entre Castejón y Villafranca.

Parte de los 14 km de obra entre Castejón y Villafranca. (J.BERGASA)

Galería Noticia

Parte de los 14 km de obra entre Castejón y Villafranca.

Pamplona El Gobierno de Navarra remitirá a lo largo de esta semana al Ministerio de Fomento el proyecto constructivo del tren de alta velocidad en el tramo entre Peralta y Olite, de forma que pueda recibir la aprobación técnica por parte de la empresa pública Adif en el plazo de un mes y las obras puedan salir a licitación a finales de este año o principios del que viene.

A partir de entonces se abriría un periodo de trámites técnico-administrativos que se pueden prolongar otro año más, por lo que las obras, paralizadas desde 2013, no se volverían a retomar hasta principios de 2019. La remisión del proyecto es parte de los acuerdos que habían alcanzado el Ejecutivo foral y el Gobierno central antes de la ruptura de las conversaciones de forma unilateral por parte del ministro Íñigo de la Serna.

El acuerdo implicaba que Navarra remitiría los documentos antes del día 15 de este mes para que fueran aprobados por Adif para su posterior licitación. Ocurre sin embargo que el estudio de ingeniería que había asumido la elaboración del proyecto no ha entregado todavía los documentos a la consejería de Manu Ayerdi, por lo que ésta tampoco ha podido hacer su traslado a Madrid. No obstante, la previsión es que empresa finalice su trabajo en los próximos días, por lo que el Gobierno foral confía en cumplir su compromiso sin mayor dilación. La posibilidad de retrasar algunos días la entrega del proyecto ya había sido advertida por el propio Ayerdi, que en el Parlamento recordó que cumplir el plazo fijado "no depende solo del Gobierno", también de las empresas contratadas para la elaboración de los aspectos técnicos del proyecto ferroviario.

El vicepresidente, no obstante, volvió a reiterar su voluntad de colaborar para que la alta velocidad sea "una realidad cuanto antes en Navarra". De hecho, y más allá de las disputas públicas que Desarrollo Económico y Fomento han mantenido las últimas semanas a cuenta del nuevo convenio de colaboración para la construcción del TAV, la relación entre ambas administraciones ha sido constante durante el último año tras prácticamente un lustro sin avances.

En mayo el Gobierno foral entregó a Adif los proyectos constructivos del subtramo 2 (Villafranca-Peralta y Peralta-Olite), y en julio los proyectos constructivos del subtramo 3 (Olite-Tafalla) para el inicio del proceso de supervisión y aprobación técnica a por parte de Adif. La empresa pública responsable de las infraestructuras ferroviarias por su parte trasladó en julio a Navarra los informes pertinentes en cuanto a las modificaciones, correcciones y documentación nueva a elaborar e incorporar en la redacción final de los citados proyectos constructivos.

El de Peralta-Olite será devuelto para su aprobación definitiva esta semana, y el de Villafranca-Peralta, a mediados de noviembre. El convenio sigue vigente Este intercambio de documentación se enmarca dentro del convenio de colaboración firmado por ambas administraciones en 2010, en aquel momento encabezadas por Miguel Sanz y José Blanco, y que pese a las evidentes carencias que ha mostrado todo este tiempo todavía está vigente. Lejos de las promesas de aquellos años, la realidad de los hechos han dejado el convenio desfasado, fundamentalmente en los plazos.

El tramo Castejón-Campanas debía estar finalizado en 2016, pero siete años después de la firma apenas se han construido 14 de los 70 kilómetros proyectados, y solo se han invertido 80 de los 640 millones previstos. También ha fallado el planteamiento técnico. El proyecto inicial no contemplaba el transporte de mercancías, lo que obligó a corregirlo sobre la marcha y ha acabado disparando la inversión.

En su última propuesta de convenio el Gobierno foral ha elevado a 1.063 millones el coste estimado del tramo. Todo ello hace necesaria una revisión del proyecto inicial en un nuevo convenio. Negociación que sin embargo ha llevado a la Administración Foral y a la central a una discrepancia de posiciones. Fomento, alegando una pérdida de confianza, dio por rotas la conversaciones después de que Navarra retrasara dos días la propuesta de nuevo convenio. La prioridad, explicó el ministro, era licitar antes de final de año los dos tramos pactados con UPN, para lo que anunció que ejecutaría las obras de forma unilateral.

Algo que no está jurídicamente claro, en la medida en que el convenio firmado en 2010 reconoce esa labor al Gobierno de Navarra. Y aunque el ministro anunció que iniciaría los trámites para la ruptura, esta debe justificarse en un incumplimiento de los compromisos adquiridos, y eso todavía no se ha producido. Al menos por la parte de Navarra, que mantienen su voluntad de cumplir su parte mientras se negocia otro texto de colaboración.

Es la situación en la que se encuentra una relación institucional tensa pero no rota, y que mantiene una colaboración positiva en el ámbito técnico. Será en cualquier caso en las próximas semanas cuando se defina, por acuerdo entre administraciones o de forma unilateral por Fomento, cómo y quién licita y construye el tramo entre Villafranca y Olite.

Y sobre todo, si la inversión del Ministerio se limita como hasta ahora al tramo Castejón-Campanas, o incluye compromisos concretos sobre la estación de Pamplona y las conexiones con la Y vasca y Zaragoza, que hoy todavía permanecen perdidas en una eterna fase administrativa.