Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El cava de esta Navidad ya no será catalán

La emblemática Codorníu, Implantada en Cataluña desde 1551, se traslada a la rioja mientras freixenet lo medita

Un reportaje de M. González - Martes, 17 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La situación política en Catalunya está provocando en los últimos días la salida diaria de unas 150 empresas con sede en esta comunidad, como Codorníu, que ayer mismo anunció el traslado de su sede social a Haro (La Rioja), movimiento al que se están sumando muchas pymes, siguiendo la senda de las grandes compañías.

El decano del Colegio de Registradores de Cataluña, Luis Suárez, explica que el traslado de sedes fuera de la Comunidad catalana se ha acelerado partir del 7 de octubre, justo después de que el Banco Sabadell y CaixaBank aprobaran el cambio de su domicilio social. El éxodo se inició en forma de goteo tras el referéndum del 1 de octubre, se incrementó el 7 de octubre y ha cogido un ritmo de “unas 150 empresas diarias” desde el martes 10 de octubre, cuando tuvo lugar el pleno en el que el presidente catalán, Carles Puigdemont, dejó en suspenso una declaración de independencia.

Hasta el pasado jueves, eran 581 las firmas con sede en Cataluña que habían dejado la comunidad, según Suárez, que alerta de que también se está produciendo una paralización de las operaciones de compra y venta de inmuebles.

Entre las empresas que han comunicado el traslado de su sede social en los últimos días están CaixaBank, Gas Natural Fenosa, Banco Sabadell, Agbar, Colonial, MRW, Cellnex, Criteria, Lleida.net, Banco Mediolanum, Service Point, GVC Gaesco o Catalana Occidente. “Primero se fueron las grandes entidades financieras, después las empresas energéticas y las más emblemáticas, y ahora son ya las pequeñas y medianas empresas (pymes) las que se desplazan”, dice.

El consejo de administración de Unideco SA, empresa holding del grupo Codorníu Raventós, confirmó que traslada su sede social de Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona) a Haro (La Rioja) ante la “situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes”. Para la presidenta de la empresa, Mar Raventós, la decisión es de una dureza significativa, puesto que Codorníu lleva implantada en Catalunya desde 1551. La compañía mantendrá la estructura operativa de producción de todas sus bodegas, así como el total de sus empleados en sus actuales centros de trabajo.

La seguridad jurídica y la cercanía de la campaña de Navidad aconsejaban a Codorníu dar el paso por motivos legales, financieros y de reputación en España, que es un mercado clave para sus productos. Su rival Freixenet ha advertido que tomará la misma decisión si hay independencia.

Herramientas de Contenido