Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

EH Bildu considera posible pactar un nuevo estatus con PNV y Podemos

Iriarte, dispuesta a negociar “con la mente abierta” con quienes defiendan la autodeterminación

Txus Díez - Martes, 17 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El lehendakari, Íñigo Urkullu, conversa con Maddalen Iriarte (EH Bildu) en el Parlamento Vasco.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, conversa con Maddalen Iriarte (EH Bildu) en el Parlamento Vasco. (Foto: J.R. Gómez)

Galería Noticia

El lehendakari, Íñigo Urkullu, conversa con Maddalen Iriarte (EH Bildu) en el Parlamento Vasco.

vitoria- Con la mente “abierta” y consciente de que sus 18 escaños en el Parlamento Vasco no son suficientes, EH Bildu hizo ayer un “llamamiento directo” al PNV y a Elkarrekin Podemos para alcanzar un acuerdo en torno al estatus político de Euskadi de cara al futuro, dado que ambas formaciones “han defendido el derecho a decidir en este Parlamento”. “Tenemos que ser capaces de acordar un texto y someterlo a votación”, enfatizó Maddalen Iriarte, portavoz parlamentaria del partido soberanista, cuya propuesta para la Ponencia de Autogobierno se basa en la que sacó Sortu.

El partido abertzale plantea avanzar hacia una República Confederal Vasca conformada por la CAV, Navarra y los tres territorios de Iparralde, cada entidad adherida según sus propios ritmos. En el caso de la CAV, EH Bildu propone partir de la base de que “Euskal Herria es una nación” a la que asiste el derecho de autodeterminación, limitado únicamente por la voluntad de su ciudadanía. La formación apuesta por crear “estructuras de Estado” legislativas, judiciales y ejecutivas a partir de la actual arquitectura institucional para preparar el camino a la independencia de una entidad política en la que cabrían “todos los proyectos políticos democráticos”, se respetarían los derechos humanos, se priorizaría el euskera, aunque manteniendo el castellano como lengua oficial;y contaría con una Ley de Referéndum y Consultas Ciudadanas.

En todo caso, este proyecto estaría al albur de lo que decida la ciudadanía, y en ese sentido EH Bildu plantea consensuar en el Parlamento Vasco las bases del nuevo estatus con Elkarrekin Podemos y PNV, dado que, tal y como señaló Iriarte, ni con PP ni con PSE creen posible llegar a un mínimo común. Con dichas bases se abordaría un proceso constituyente para llegar a un texto articulado que aprobaría el Parlamento, y que se sometería a una consulta habilitante.

La formación soberanista accede, a partir de aquí, a negociar con el Gobierno español “mecanismos y plazos”, nunca “contenidos ya refrendados”, y sin otorgar derecho alguno de veto al Estado ni “esperar a su hipotética democratización”. De no llegar a un acuerdo, un extremo que EH Bildu da por hecho, previo acuerdo con los partidos y agentes sociales de la CAV, se abordaría “una vía propia para la soberanía” de los tres territorios.

La formación independentista, que ve “agotado” el Estatuto de Gernika, insiste en ver posible un acuerdo con PNV y Elkarrekin Podemos. De lograrlo, Euskadi contaría con “un aval muy importante para negociar con el Estado en la línea que la ciudadanía haya elegido”.

En lo relativo a los plazos, EH Bildu plantea un horizonte de “tres o cuatro meses” para alcanzar un consenso en la Ponencia de Autogobierno, un límite en todo caso flexible “si es en aras a mejorar el acuerdo”. En todo caso, dijo Iriarte, “sería interesante” cerrar el proceso “antes de 2019”, cuando se abrirá un nuevo ciclo electoral.

El derecho a decidir de álava Por otro lado, Iriarte, cuestionada por si cabría aplicar también el derecho a decidir por territorios, para el hipotético caso de que Álava rechazara la independencia, afirmó que “todos tenemos derecho a decidir”, aunque para ello será preciso, previamente, asumir que “Euskal Herria existe”. En cualquier caso, Iriarte cree que no es ese un escenario en el que corresponda profundizar, pues “podemos llegar” a poner sobre la mesa el derecho a decidir de “algún barrio de Vitoria”.