champions league | Real Madrid 1 - Tottenham 1

Keylor salva al Real Madrid

GRUPO H | Tres paradas cruciales evitaron la derrota de un Real Madrid sin puntería ante el Tottenham en el Santiago Bernabéu

Miércoles, 18 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cristiano Ronaldo se desespera con su equipo.

Cristiano Ronaldo se desespera con su equipo. (EFE)

Galería Noticia

Cristiano Ronaldo se desespera con su equipo.

REAL MADRID Keyor Navas;Achraf, Sergio Ramos, Varane, Marcelo;Kroos, Casemiro, Modric;Isco (Lucas Vázquez, min.87), Cristiano Ronaldo y Benzema (Asensio, min.76).

TOTTENHAM Lloris;Aurier, Alderweireld, Vertonghen, Davinson Sánchez;Dier, Winks, Sissoko (Son, min.89), Eriksen;Llorente (Rose, min.80) y Kane.

Goles 0-1, min.28, Varane, en propia puerta;1-1, min.42, Cristiano Ronaldo, de penalti.

Árbitro Szymon Marciniak (POL). Amonestó con tarjeta amarilla a Cristiano Ronaldo (min.32) en el Real Madrid y a Aurier (min.43) en el Tottenham.

Estadio Santiago Bernabéu. Lleno.

MADRID- El Real Madrid no pasó del empate frente al Tottenham Hotspur en el tercer partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones y comparte liderato con su rival, ambos con siete puntos, después de haberse volcado sin éxito en la segunda parte sobre la meta del cuadro londinense.

Algo extraño pasa en el Santiago Bernabéu. De seis partidos esta temporada y el Madrid solo ha ganado dos. El equipo de Zinédine Zidane, que está sacando mejores resultados lejos de la capital, no pudo con un Tottenham bien plantado, serio en su idea de juego y acorazado con un Harry Kane que demostró tener los galones que presumía.

Los blancos, que acabaron en el área Spur, tardaron muy poco en encontrarse. A los cinco minutos fue Cristiano quien llevó el cuero al poste tras un centro del canterano Achraf, el elegido por Zidane en lugar de Nacho. El rechace, en botas de Benzema, también se fue al limbo, pero la sensación del arranque dejaba claras las intenciones del Real Madrid, sobre todo por la verticalidad de sus bandas.

El Tottenham que no entró en calor hasta los primeros 15 minutos. Los de Pochettino necesitaron recibir un par de rejones para meterse de lleno en el partido. Desde ese momento las credenciales del equipo londinense aumentaron.

Con Harry Kane a la cabeza los ingleses encontraron oxígeno con dos acciones aisladas. Solo su presencia intimidó a un Madrid que se vio con el marcador en contra instantes después. Una sensacional jugada de Aurier por el costado derecho acabó en el corazón del área, Kane la tocó con la espuela y Varane, en su intención por despejarla, terminó metiéndosela en su propia portería a la media hora de partido.

El orgullo herido de los merengues les llevó a obtener una rápida respuesta. Con Isco llevando el timón, fue el mejor en la creación, Cristiano logró empatar de penalti antes del descanso gracias a una jugada colectiva que acabó en las botas de Kroos que fue trabado por un defensa de los londinenses.

En la segunda parte, el Real Madrid metió la sexta marcha y se lanzó a por una victoria que nunca llegó. Ni Ramos en un córner, ni Cristiano en un disparo desde fuera del área. El Tottenham se llevó el botín. - Efe

Más sobre Fútbol

ir a Fútbol »