Archivado el proceso contra la cúpula de El Corte Inglés

El juez no aprecia indicios de la comisión de sendos delitos de apropiación indebida y de corrupción entre particulares

Miércoles, 18 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

madrid- El juzgado de Instrucción número 46 de Madrid ha dictado el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones contra el presidente y varios consejeros de El Corte Inglés por presuntas irregularidades en las comisiones pagadas a los intermediarios de la entrada en la compañía del inversor qatarí. La querella fue interpuesta por Corporación Ceslar, dueña del 9,001% de El Corte Inglés, contra el presidente del grupo, Dimas Gimeno;los consejeros Manuel Pizarro, Carlos Martínez Echevarría, Shahzd Shahbaz y Florencio Lasaga;y el secretario del consejo y responsable jurídico de la compañía, Antonio Hernández Gil.

Ceslar denunció los delitos de administración desleal y blanqueo de capitales (ambos inadmitidos por la Audiencia de Madrid), y los de apropiación indebida y corrupción entre particulares, entre otras cuestiones, por el pago de 17,55 millones a Noganoir y Tereze, que asesoraron e intermediaron la operación que dio entrada en la compañía al jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani en 2015.

El juez establece el sobreseimiento provisional por “debilidad indiciaria”, a lo que añade que no concurren elementos de tipo penal y que los hechos denunciados tienen un “claro” componente mercantil, por lo que deberían ser llevados a otras vías jurisdiccionales. El magistrado considera que no median indicios que permitan la continuación del procedimiento, ya que de las diligencias practicadas no se deriva que las personas investigadas sean autoras de los delitos de apropiación indebida y corrupción entre particulares.

En concreto, no aprecia los requisitos del delito de apropiación indebida, “ya que ni ha existido un quebrantamiento de la lealtad profesional, ni consta que en la relación jurídica a la que se hace mención en la querella se haya desviado cantidad de dinero alguna a la finalidad previamente pactada”.

El juez señala que los trabajos desarrollados por ambas sociedades fueron llevados a cabo de manera real y la operación en su conjunto fue aprobada por el consejo de administración de El Corte Inglés, a lo que añade que no ha quedado acreditado perjuicio para la entidad. - Efe