Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los chabolistas de Santa María la Real, detenidos también por trata de mujeres compatriotas

La Policía Nacional arresta a 11 personas por acordar matrimonios forzados y explotación sexual

Jesús Morales - Miércoles, 18 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Agentes de Policía y Guardia Civil, en uno de los registrosVER VÍDEOReproducir img

Agentes de Policía y Guardia Civil, en uno de los registros.

Galería Noticia

  • Agentes de Policía y Guardia Civil, en uno de los registrosReproducir
  • Uno de los registros domiciliarios llevados a cabo en Pamplona por agentes de la Policía Nacional.

PAMPLONA- La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización acusada de trata de mujeres de origen rumano para el acuerdo de matrimonios forzados y para su explotación sexual con la detención de siete personas en Pamplona, entre ellos varios miembros de la familia de etnia romaní que ocupó el año pasado el asentamiento chabolista de Santa María la Real, en la trasera del Club de Tenis, investigados también por una treintena de robos en empresas. Otras cuatro personas también rumanas han sido detenidas en Segovia en la misma operación, en la que han sido liberadas siete víctimas -tres de ellas de 13, 16 y 17 años-, todas compatriotas de los arrestados.

Las investigaciones, en las que participó la Brigada Provincial de Extranjería de Navarra, indican que la organización criminal se dedicaba a captar mujeres en su país de origen para posteriormente tratarlas en España con fines de explotación sexual. Para ello aprovechaban, en unos casos, su situación de necesidad engañándolas mediante el método conocido como Lover Boy -un miembro de la organización las enamoraba de alguna manera para conseguir que viajaran engañadas- y, en otros casos, recurrían a la fuerza para sacarlas de su entorno.

La operación policial comenzó en el mes de abril de 2017, cuando la Brigada contra la Trata de Seres Humanos de la Policía Nacional recibió un escrito por parte de la Agregaduría de Interior de España en Rumanía en el que se comunicaba la denuncia interpuesta en dicho país por una ciudadana rumana, que aseguraba que su hija estaba siendo explotada en el ejercicio de la prostitución en Pamplona. La joven envío una carta a su madre en la que relataba la situación de marginalidad que vivía en la capital navarra.

INVESTIGADOS POR ROBOSEsta persona fue identificada en Pamplona junto a la misma de etnia romaní que ocupó el asentamiento chabolista de Santa María la Real, que estaba siendo investigada en paralelo por la Policía Foral y la Policía Nacional por la comisión de robos en fincas rústicas, naves industriales y cables de cobre, en un operación que saldó la semana pasada con catorce detenidos y doce imputados por robar en una treintena de empresas.

La joven rumana había sido captada en primer lugar por otro hombre al que este grupo exigía el pago de 200 euros a cambio de entregarle de nuevo a la mujer, sin llegar a ningún acuerdo. Avanzada la investigación, los agentes de Policía Nacional identificaron a esta tercera persona, que residía en Segovia.

Tras un señalamiento policial para su localización, la joven fue detectada la Guardia Civil en Segovia, que halló indicios de que era víctima de explotación sexual y agresiones por parte de su pareja sentimental. Los agentes pudieron constatar que la joven había sido inducida por compatriotas suyos para la práctica de la prostitución, los cuales ejercían un control exhaustivo sobre ella desde que iniciaba su actividad hasta su cese de madrugada, y le exigían que diera cuenta del tiempo que había estado con cada cliente y del dinero ganado.

La Policía Nacional indicó que en el transcurso de la investigación se pudo determinar que el clan asentado en Pamplona también se dedicaba a concertar matrimonios forzados entre menores a cambio de dinero, si bien los técnicos del Gobierno de Navarra descartaron la implicación de su hija. Otras tres víctimas fueron identificadas en Segovia, tratadas de la misma forma para trabajar en locales de alterne o para convenir matrimonios forzados de menores a cambio de una compensación económica.

En total han sido detenidas siete personas en Navarra, de ellas dos mujeres, y cuatro en Segovia, todas de nacionalidad rumana, y se han liberado a siete jóvenes compatriotas suyas, tres de ellas menores. Además, se han realizado cuatro registros domiciliarios, dos de ellos en los barrios pamploneses de la Rochapea y la Milagrosa -al menos uno de ellos de alquiler social-, en los que los agentes se incautaron de un vehículo de alta gama, 2.300 euros, dispositivos informáticos, móviles y elementos de corte de droga.

DENUNCIA DE SOS RACISMO

Pintadas racistas en la milagrosa

En un centro comunitario. El colectivo SOS Racismo Nafarroa ha denunciado a través de las redes sociales las pintadas de carácter racista realizadas en un cartel del Centro Comunitario de Iniciativa Social de los barrios Milagrosa-Arrosadía de Pamplona, donde aparecieron escritos diversos mensajes contra la población rumana.

Herramientas de Contenido