Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento

Luz verde al plan para albergar una nueva central de calor con biomasa forestal para Chantrea

El Ayuntamiento de Pamplona, en coordinación con Nasuvinsa, mantiene abierta la oficina de rehabilitación de la calle Huarte para asesorar sobre Efidistrict

Miércoles, 18 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Exterior de las nuevas instalaciones proyectadas.

v

Galería Noticia

  • Exterior de las nuevas instalaciones proyectadas.
  • La nueva central de calor se localizará frente a las cocheras de las villavesas.

PAMPLONA- Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona prevé dar el visto bueno en su sesión de hoy al Plan de Conjunto con Burlada para reordenar el ámbito que albergará una central de calor para la nueva red de calefacción prevista en el proyecto europeo Efidistrict de Chantrea. La nueva central se localizará junto a la ronda Norte y pertenece a terrenos de ambos municipios, y ocupará una parte de la parcela del hospital Psicogeriátrico de Pamplona y otra del polígono Iturrondo de Burlada, ambas del Gobierno foral. La parcela resultante en la ordenación (7.183,54 m2) es edificable en planta baja más dos alturas. Parte de dos parcelas con una superficie total de 13.694,7 m2: 9.623,5 m2 pertenecen al patrimonio del Gobierno, 2.213 a superficie afectada por la PA-30 y 1.858,2 m2 de caminos públicos. La aprobación del Plan de Conjunto corresponde a ambos consistorios y saldrá a exposición pública. En él se define un paseo de borde junto a la Ronda Norte en continuidad con el existente más al oeste en Ansoáin y Pamplona, y se crea una nueva calle que desde la ronda sirve de acceso a la propia instalación y al polígono Iturrondo.

El objetivo del proyecto Efidistrict, que contó con financiación europea, era conseguir la regeneración energética integral del barrio de la Chantrea mediante el desarrollo de una serie de medidas de ahorro y eficiencia energética de los edificios e instalaciones del barrio en materia de rehabilitación, y el uso de energías renovables para los sistemas de calefacción. Así, Efidistrict abrió la puerta de la rehabilitación a más de 700 viviendas que ya han apostado por renovar la envolvente térmica de sus fachadas entre otras reformas. Más de 2.000 a su vez ya han optado por cambiar las redes de calor y, en su caso, incorporar energías renovables en la producción térmica, según informó en su momento Nasuvinsa. En colaboración con la sociedad pública, el Ayuntamiento de Pamplona mantiene a su vez abierta la oficina de información abierta en la calle Huarte (un gasto de 90.000€ para el Consistorio), con personal de Nasuvinsa, para asesorar sobre las ayudas que existen en materia de rehabilitación. Según explicó el concejal de Vivienda Joxe Abaurrea, el Ayuntamiento valora la posibilidad de crear otra oficina similar en Arrosadía.

Efidistrict propone “innovadoras técnicas para garantizar la revitalización de construcciones anteriores a 1980, la eficiencia energética de sus viviendas y la regeneración del tejido urbano de sus entornos”. Una de las actuaciones fundamentales de este proyecto es la construcción de una red de calor (district heating) para el barrio de Chantrea. Constará de una central de producción de calor y una red de distribución que dará servicio a varios edificios públicos y a varias agrupaciones residenciales y cooperativas, que llevan suministrando calor a más de 4.000 viviendas durante más de 40 años en este barrio. La central albergará todas las instalaciones necesarias para la producción de agua caliente. Esta agua caliente posteriormente será distribuida mediante una nueva red de tuberías soterradas a todos aquellos puntos de consumo que lo demanden para colmar sus necesidades de calefacción y Agua Caliente Sanitaria (ACS). Se prevé que el combustible principal sea biomasa forestal, reduciendo en gran medida el uso actual de energías fósiles en el barrio y potenciando el desarrollo de una fuente de energía renovable, de producción local. El coste de la urbanización es de 655.250 euros con un plazo de ejecución de diez meses que se podría simultanear con la edificación. En el caso de Pamplona el suelo forma parte del Plan Especial del Psicogeriátrico, un suelo urbano que ahora se recorta. En Burlada, los usos son industrial, zona verde y viario.

En otro orden de cosas, la comisión de Urbanismo abordará también el convenio con las casas de la carretera de Sarriguren para financiar proyectos de rehabilitación.

Herramientas de Contenido