Oinatz se la juega

MANO EL ACTUAL CAMPEÓN SE VE LAS CARAS EL SÁBADO (17.00 HORAS, LABRIT) CON ELEZKANO | II, en un duelo que el de leitza tilda de “eliminatoria”

Iñigo Munárriz Oskar Montero - Jueves, 19 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Danel Elezkano (i) y Oinatz Bengoetxea posan con las pelotas que usarán en el encuentro del sábado en el Labrit.

Danel Elezkano (i) y Oinatz Bengoetxea posan con las pelotas que usarán en el encuentro del sábado en el Labrit.

Galería Noticia

Danel Elezkano (i) y Oinatz Bengoetxea posan con las pelotas que usarán en el encuentro del sábado en el Labrit.
“Se puede contemplar como una eliminatoria pura y dura e iremos a por todas el sábado” “Voy a intentar disfrutar del partido porque no todos los días se puede jugar contra un pelotari así”

pamplona- Entre las muchas virtudes que posee Oinatz Bengoetxea como pelotari la de no esconderse ante la adversidad es, quizás, la más relevante de todas ellas. El leitzarra va de frente, da la cara y si las pelotas de Elezkano le parecen algo lentas, lo dice y si le preguntan por la trascendencia del partido del sábado, habla de eliminatoria.

Oinatz fue claro ayer en una elección de material en la que, como es frecuente, él eligió cueros más vivos y en la que además explicó que ya se encuentra recuperado de los problemas físicos que sufría antes del choque ante Aimar. “El otro día no me vi mal después de haber tenido problemillas. No hice en ningún caso un mal partido, creo que hicimos un gran partido los dos”, aseveró el delantero, que pese a apretar al de Goizueta no pudo sumar el primer punto de su casillero.

Su próximo contrincante será Danel Elezkano, un manista que si tiene el día puede resultar muy peligroso. “Me espero a un gran Danel. Es un buen pelotari, da cada vez pasos mejores, le tengo todo el respeto y sé que si no juego al cien por cien puedo perder sin ningún problema”, alertó.

Un encuentro que se disputará el sábado (17.00 horas) en el Labrit, siendo el de Leitza claro favorito en las apuestas. Él reconoce esa condición, pero le quita hierro al asunto. “Este es otro año y no vale ningún tanto el ser campeón. ¿Favorito? Pues igual salgo favorito pero no es algo que me preocupa yo voy a sacar el mejor juego posible”, explicó.

oinatz bengoetxea

Delantero de Asegarce

danel elezkano

Delantero de Aspe

En lo que no tiene ninguna duda es en que se trata de un partido crucial para seguir con vida en la jaula. “Se puede plantear como una eliminatoria porque el que pierda lo va a tener complicado. Así esta planteado: eliminatoria pura y dura e iremos a por todas el sábado”.

a por la sorpresaDanel Elezkano sabe que debe escribir una epopeya el sábado. El de Zaratamo cayó ante un Víctor que anda enrachado y se ha quedado sin margen de error. Ahora le toca la más difícil: vencer al actual campeón del acotado en un frontón como el Labrit que estará volcado con el manista local. “Jugando bien también es difícil -ganar a Oinatz-. Vendré a hacer mi juego, a hacerlo lo mejor posible, ser a trevido y a ver si puedo tener opciones”, dijo el vizcaíno que terminó satisfecho con lo que habrá en el cestaño.

Danel se planta en el partido después de haber caído en la primera jornada con Víctor, no obstante, terminó el encuentro con buenas sensaciones de juego. “Me vi bien contra Víctor. Tuve tantos en los que me encontré a gusto pero en los momentos decisivos regalé pelotas que no tendría que haber regalado”, manifestó.

También tuvo tiempo para echar un vistazo al duelo entre Aimar y Oinatz, pesos pesados de este deporte. “Fue un partidazo de los dos. Que te voy a decir de dos pelotaris así... jugaron a un nivel increíble, a un ritmo increíble. Veías por la tele y casi te cansabas del ritmo”, declaró un Elezkano que sabe que tendrá que rozar la perfección si quiere sorprender a un Bengoetxea que cuando se encuentra contra las cuerdas es todavía más peligroso.

El sábado el Labrit, un frontón “noble” como lo calificó ayer Danel, repartirá justicia y condenará a uno de los dos a despedirse -salvo carambola en la última jornada- de la jaula.