ELA considera que su denuncia contra UGT favoreció eliminar los convenios de formación

Este sindicato indica que “UGT y CCOO han tenido que cerrar sus centros IFES y Forem, que servían de tapadera”

Jueves, 19 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- ELA conoció recientemente una sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo nº 1 de Pamplona que no encuentra motivos suficientes para condenar a UGT por la gestión de un convenio de formación financiado con 1,6 millones de los Presupuestos de Navarra de 2015. El sindicato admitió que UGT no ha sido condenada, si bien consideró que su denuncia por estos hechos sirvió para poner “punto final” a los convenios de formación que realizaba la Administración con UGT, CCOO y CEN.

Según este sindicato, “UGT ha conseguido eludir la acción de la justicia gracias a la ley foral 7/2015, impulsada por el Gobierno de Barcina con el apoyo del PSN y la abstención del PP e I-E”. “Dicha ley intentaba sortear la nueva regulación estatal sobre formación que había entrado en vigor pocas semanas antes, y que prohibía la asignación directa de dinero público para la formación en el empleo”, indicó. ELA añadió que su denuncia “fue admitida al apreciarse indicios de fraude de ley, pero en los trámites posteriores el juez no aceptó las pruebas testificales -inspectores del SNE, etcétera- propuestas por ELA (es decir, las pruebas del fraude), pero sí admitió los testigos de parte que presentó UGT (dos miembros de su ejecutiva), lo que convertía en imposible un juicio ecuánime en el que saliera a la luz la verdadera función de los convenios”. ELA señaló que esta sentencia es “un punto final” a las convenios “en gran parte gracias a ELA, que con su lucha sindical y judicial ha forzado al Gobierno de Navarra a eliminar los convenios de formación con CEN, UGT y CCOO (once millones en 2015;5,4 millones en 2016;y prácticamente nada en 2017)”.

“Aparte están los convenios de inmigración, salud laboral, género, etc.”, indicó. ELA señaló que UGT y CCOO “han tenido que cerrar sus centros de formación (IFES y Forem), que servían de tapadera”. “Los daños colaterales los han sufrido decenas de trabajadores”, apuntó. - E.P.