Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El fuego en Galicia ha arrasado 35.500 hectáreas

En lo que va de año ya han ardido 48.100 hectáreas y la Xunta asegura que ya no quedan incendios activos

Jueves, 19 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un coche y un tractor calcinados en el incendio de Moces (Melón).

Un coche y un tractor calcinados en el incendio de Moces (Melón). (Foto: Brais Lorenzo (Efe))

Galería Noticia

  • Un coche y un tractor calcinados en el incendio de Moces (Melón).

santiago de compostela- La Xunta avanzó ayer que, según las primeras estimaciones, durante la ola de incendios del fin de semana ardieron aproximadamente 35.500 hectáreas, que es más del doble de lo quemado en los primeros nueves meses de año.

A estas 35.500 hectáreas hay que sumar las 12.600 que habían ardido de forma previa a este fin de semana, por lo que serían un total de 48.100 las hectáreas calcinadas en lo que va de año 2017.

Por otro lado, un hombre fue arrestado ayer acusado de prender un fuego el pasado domingo en una finca familiar situada a 300 metros de las casas, cuando las quemas estaban prohibidas, la primera detención por la oleada de incendios en Galicia, donde ya no queda ningún fuego activo.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, informó en su cuenta de Twitter de este arresto, que ha tenido lugar en Vigo (Pontevedra) por un fuego registrado en una zona del municipio de Os Blancos (Ourense).

El alcalde de esta localidad, José Manuel Castro, contó que, según las primeras pesquisas, el detenido cometió una “negligencia” cuando, al parecer, estaba asando chorizos. Las llamas arrasaron una hectárea.

El detenido, un hombre de 55 añosSe trata de un vigués de 55 años, que responde a las iniciales M.A.M.N., con antecedentes por quema de rastrojos, y la detención se produjo gracias a la colaboración ciudadana. De hecho, la Guardia Civil solicitó esta colaboración para ayudar a esclarecer los siniestros, garantizando la confidencialidad.

“Cualquier persona que durante este fin de semana prendió un fuego es una inconsciente y, por lo tanto, hay una intención siempre detrás, sea la que sea”, dijo la conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, quien subrayó que “no hay peros que sirvan” ante las miles de hectáreas quemadas, que se están ahora perimetrando para determinar el territorio arrasado.

Y, con carácter general, la Fiscalía Superior de Galicia anunció la apertura de diligencias de investigación penal destinadas a aclarar si existen indicios de una planificación coordinada.

El Ministerio Público informó en un comunicado que es necesario comprobar si los numerosos fuegos originados “obedecen a una iniciativa criminal compleja de grupos con intencionalidad que persigan objetivos supraindividuales”.

La forma en la que se produjeron, los métodos utilizados, los espacios afectados y la simultaneidad hacen pensar, se detalla en la nota, en la posibilidad de una actuación que va más allá de la de los simples autores ocasionales con perfiles criminológicos conocidos.

Ya en el debate político, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, confirmó que comparecerá en un próximo pleno del Parlamento, sin fecha, para hablar sobre la situación y anunció, en una sesión de control en el hemiciclo, que el Gobierno gallego aprobará en la reunión de hoy ayudas para las personas afectadas.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, aseguró, sobre estas labores, que el Gobierno está preparado para los incendios forestales, pero no para incendiarios, y añadió que el fuego en España “no es un problema de medios, es un problema de criminales”.

Ha sido su respuesta en el debate en el Congreso al diputado de En Marea Antón Gómez-Reino, que responsabilizó al Ejecutivo central de los fuegos en Galicia, Asturias y Castilla y León por “hacer políticas que queman nuestros montes”.

Por último, sobre las cuatro víctimas mortales habidas en la comunidad gallega, las familias de las dos mujeres que perecieron en la parroquia de Chandebrito, en Nigrán (Pontevedra), han recibido ya la autorización judicial para el entierro, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Aún quedaba pendiente este permiso dado que el juzgado estaba a la espera de recibir el informe forense.

Maximina y Angelina, ambas octogenarias, murieron atrapadas en el asiento trasero de la furgoneta en la que viajaban, junto a otros vehículos, en el dispositivo de evacuación de la parroquia de Chandebrito. Al volante de la furgoneta iba otra mujer que pudo salir del vehículo.

Ayer los juzgados de Vigo y de Ribadavia dieron el visto bueno a la inhumación de las otras dos personas que murieron, un vecino de la parroquia viguesa de San Andrés de Comesaña y otro de Carballeda de Avia, en Ourense. - Efe

Herramientas de Contenido