Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

En sitio preferente, pero sin compañía

el retrato del rey aparece solo en la pared del salón consistorial tras el requerimiento de un juez para colocarlo en lugar destacado

Un reportaje de Kepa García. Fotografía Oskar Montero - Jueves, 19 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El retrato del monarca, a la derecha de la imagen.

El retrato del monarca, a la derecha de la imagen.

Galería Noticia

  • El retrato del monarca, a la derecha de la imagen.

Después de unas cuentas idas y venidas, el retrato del rey Felipe VI ya se encuentra en sitio preferente en el salón de plenos del Ayuntamiento de Pamplona. Al menos, es lo que se aprecia a simple vista al comprobar la soledad de la pared donde permanece colgado, frente a la puerta de acceso a la sala, después de que un requerimiento del juzgado diera un plazo de tres días para buscarle un sitio más destacado del que venía ocupando.

Aunque habrá que verlo, ya que en anteriores ocasiones hubo quien consideró que no estaba en el sitio preferente que establece la legislación y presentó la correspondiente denuncia reclamando un retrato más grande. Y ya se sabe que en cuestiones identitarias, siempre tan sensibles, la importancia del tamaño no deber ser minusvalorada.

Esta vez, sin embargo, parece que no habrá problemas. El cuadro con la imagen del monarca mantiene las mismas dimensiones que antes, solo que ha perdido a los acompañantes que había tenido en los últimos meses. Los dos escudos de Pamplona y Navarra que aparecían a su lado han sido relegados a la parte posterior de la sala para que nada puede perturbar la figura borbónica. Ahora sí que sí: no hay en toda la pared nada más preferente que el cuadro del rey, como requería el juzgado.

sombras en la paredLo único extraño son las dos sombras que permanecen en la pared donde estuvieron colocados los dos escudos autóctonos. Hay que reconocer que las sombras confieren al retrato un entorno algo fantasmagórico, como los espectros de la película de ‘Los otros’, pero no parece causa suficiente para que la Abogacía del Estado o la delegada del Gobierno lleven otra vez el asunto a la vía judicial.

Es lo que piensa el alcalde Asiron, que tras materializarse este cambio se mostró confiado en que “de una vez por todas este culebrón de los cuadros se termine”.

El alcalde fue preguntado ayer por la cuestión tras la firma de un convenio en el salón de recepciones de la Casa Consistorial, donde comentó que “visto lo visto, solo nos queda cumplir con la sentencia como hemos venido haciendo hasta ahora”.

No pudo evitar un comentario con tono irónico sobre el marcaje judicial al que se han visto sometidos por la colocación de los símbolos. “Somos un Ayuntamiento absolutamente privilegiado porque contamos con la judicatura velando por la buena decoración del Ayuntamiento”.

No obstante, lamentó el alcalde que “para dar cumplimiento a la sentencia por desgracia nos vemos obligados a desplazar un escudo de Pamplona y un escudo de Navarra que son del siglo XVIII y que son símbolos privativos y auténticos de esta ciudad y de esta tierra”.

Herramientas de Contenido