Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El imperio de la ley

POR JORGE NAGORE - Viernes, 20 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 08:31h

Si estuviésemos en un lugar normal donde las cosas anormales son tratadas como tales con tranquilidad lo lógico sería que el alcalde de Alsasua hubiese denunciado a unos guardias civiles a los que recibió en su despacho, que sin su permiso grabaron la conversación y que, como remate, entregaron la grabación a un medio de comunicación. Lo normal sería eso, del mismo modo que fue normal que hace un año cuando los guardias civiles fueron agredidos por unos jóvenes estos hechos fueran condenados por el alcalde y que ese mismo alcalde condene que los agresores lleven casi un año en la cárcel acusados de terrorismo por aquellas agresiones. Pero entiendo al alcalde de Alsasua, porque si denuncia a los guardias civiles funcionarios públicos lo mismo se le acusa de todos los crímenes cometidos desde 1817, porque así funcionan las cosas en buena parte de partidos políticos y medios de comunicación y de mentes, donde solo hay o blanco o negro y porque imagino que le han aconsejado que no eche más leña al fuego que pueda perjudicar a su pueblo y quizá también a los agresores encarcelados, con los que se puede estar radicalmente en contra y también totalmente a favor de que vuelvan a sus casas de una puta vez, porque es vergonzoso que en la Europa del año 2017 lleven ese tiempo en la cárcel. Es vergonzoso que agredieran a nadie pero es mucho más vergonzoso que todo un aparato institucional, judicial y político les tenga metidos en una celda. Así que normal que el alcalde de Alsasua se la tenga que envainar ante semejante percal de personal, que seguro que no representan a toda la Guardia Civil pero que flaco favor le hacen. Por supuesto, es de ilusos imaginar que ninguno de sus superiores les afee públicamente o les sancione o que, yo qué sé, esa Carmen Alba tan yonki de la ley y de las "conductas ejemplares" condene los hechos. Vivimos entre demócratas a ratos.

Herramientas de Contenido