Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“A nuestra hija nos la quitaron, ella no se fue por voluntad propia”

Los padres de Lucía Vivar, la niña de 3 años fallecida junto a la vía del tren, afirman que no fue accidental

Viernes, 20 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, los padres de Lucía, durante la rueda de prensa de ayer.

Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, los padres de Lucía, durante la rueda de prensa de ayer. (Foto: Daniel Pérez)

Galería Noticia

Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, los padres de Lucía, durante la rueda de prensa de ayer.

málaga- Los padres de Lucía Vivar, la niña de 3 años hallada muerta en la vía del tren el pasado 28 de julio, horas después de su desaparición, aseguraron ayer que el fallecimiento de su hija no fue accidental, ya que los forenses han detectado dos lesiones en su cabeza.

Los padres ofrecieron ayer por primera vez una rueda de prensa en la que piden que se investigue este extremo, aportado por dos forenses de parte, e insistieron en que la muerte de su hija no fue accidental y en que se la llevaron o que hubo una negligencia.

“A nuestra hija nos la quitaron, ella no se fue por voluntad propia”, lamentó el padre, Antonio Vivar, que argumentó que la pequeña nunca se hubiese separado de su madre, y subrayó que la versión oficial no se la creen ni los investigadores, ya “que hace aguas por todas partes”.

La madre, Almudena Hidalgo, explicó que la pequeña presentaba dos lesiones, una más fuerte que otra, y ha dicho que si el golpe fue del tren sería una negligencia en la búsqueda o en permitir la salida de los trenes y si no podría ser un asesinato.

El informe lo han realizado los forenses Luis Frontela y Carlos Pérez aunque para concluirlo necesitan una serie de documentación que aún no ha sido aportada al juzgado, entre ella la hora exacta de la muerte.

Para los padres de Lucía Vivar esta es una prueba de que la Guardia Civil se equivoca al considerar que la niña recorrió sola más de cuatro kilómetros hasta el lugar donde fue hallado el cadáver junto a las vías del tren.

que “no caiga en el olvido”“Si antes lo teníamos claro en un 99%, ahora lo tenemos en 99,99%”, dijo la madre, al tiempo que pidió que la investigación “no caiga en el olvido” ya que confían en la justicia y no pararán hasta saber la verdad.

El padre aseguró que han tenido y cautela para no entorpecer la investigación pero que desde el minuto uno sabían que le habían quitado a su hija, por lo que ha dicho: “Somos jóvenes para luchar, aunque nos cueste la vida”.

La convocatoria de prensa la realizaron después de que el miércoles se reunieran con la juez que investiga el caso, el Juzgado de Instrucción número 10 de Málaga, y la magistrada les ha dicho que están todas las vías de investigación abiertas, por lo que se muestran esperanzados.

La abogada de la familia, Belén Ordóñez, explicó que si los dos golpes fuesen del tren podría haber una negligencia, pero si no es del convoy sería un asesinato.

Los abuelos también participaron en la rueda de prensa y criticaron que se les mintiera cuando se les dijo que no saldría ningún tren y pidieron colaboración y solidaridad en dos concentraciones que se han convocado para hoy y mañana en los municipios malagueños de Pizarra y Alhaurín el Grande.

La Guardia Civil emitió un informe en el que aseguraba que la niña se había marchado por su propio pie, que se perdió, anduvo unos cuatro kilómetros por la vía del tren y, cuando se cansó, se acurrucó junto a la vía, donde al parecer el paso de un tren le habría causado el golpe en la cabeza. - Efe