Cordovilla pide al Gobierno que active la obra de accesos dado el incesante tráfico

Fomento redactó el proyecto en 2016 pero no ha iniciado los trámites ni las expropiaciones

Ayuntamiento, concejo y el colegio Izaga asumen el coste

Ana Ibarra | Iñaki Porto - Viernes, 20 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El alcalde de Galar, Cecilio Lusarreta, y el presidente del concejo, Sergio Delgado.

El alcalde de Galar, Cecilio Lusarreta, y el presidente del concejo, Sergio Delgado.

Galería Noticia

El alcalde de Galar, Cecilio Lusarreta, y el presidente del concejo, Sergio Delgado.

cordovilla- El Ayuntamiento de la Cendea de Galar y el concejo de Cordovilla urgen al Gobierno de Navarra la ejecución de la obras de acceso al casco urbano para mitigar los problemas de tráfico que se han incrementando con la construcción del nuevo colegio Izaga. “Desde hace ya dos transmitimos al Gobierno que asumíamos las obras entre el Ayuntamiento, el concejo y colegio encargándose ellos de la gestión”, señalan Cecilio Lusarreta, alcalde de Galar, y Sergio Delgado, presidente del concejo.

“Tanto la red de carreteras como la cañada afectada pertenecen al Gobierno. Además, posiblemente se tenga que expropiar algo de terreno ya que una parte de la cañada pasará a ser vía pública y la cañada tiene que seguir existiendo, como mínimo con la superficie actual. Sin embargo, no se ha iniciado la expropiación”. El Ayuntamiento y el concejo llevan incluyendo estas obras en los presupuestos de 2016 y 2017. “De haber sabido que no se iban a realizar estas obras tanto el Ayuntamiento como el concejo hubiésemos presupuestado y ejecutado otras obras, por tanto el perjuicio es importante. Si no fueran importantes estas obras el Gobierno no hubiese encargado el proyecto redactado por Joaquín Salanueva”, señala. Hace dos meses solicitaron una reunión con el vicepresidente Manu Aierdi sin recibir respuesta. El primer paso es la firma del convenio económico. Delgado destaca que todo el tráfico que va al polígono Comarca II y a Mocholi pasa por esta carretera. “Hay además unas 400 alumnas que acuden al nuevo colegio pero todavía no se han implantado todos los ciclos formativos. Esperemos que no ocurra nada pero el tráfico es terrible”, abundó.

Recuerdan que el Ayuntamiento ya se mostró contrario a la construcción del colegio Izaga bajo la cobertura del PSIS. Y destacan que el Gobierno otorgó licencia al colegio haciendo caso omiso de las alegaciones del Ayuntamiento. Tras las conversaciones mantenidas se constató que el grupo semafórico no podía resolver los problemas de seguridad, y que el Gobierno no tenía dinero, razón por la que la inversión debía asumirse entre las partes implicadas.

También el pasado mes de abril alrededor de 180 vecinos de Cordovilla se concentraron junto al Centro Dotacional del concejo para denunciar la “pasividad del Gobierno” foral y exigir, como expresa su pancarta, unos accesos dignos.

solución soterradaLa solución técnica planteada para superar el obstáculo que en la actualidad representa la carretera Pamplona-Esquíroz para la población de Cordovilla y el alumnado del nuevo colegio Irabia. El nuevo acceso peatonal y ciclista a la meseta de Cordovilla contará con dos ramales situados a ambos extremos del colegio, atravesará de forma soterrada la carretera N-6001 y enlazará con otro paseo peatonal que se recupera en el antiguo trazado de las Cañadas Reales. La primera fase del proyecto, con un coste de 240.000 euros, será financiado a partes iguales por el Ayuntamiento de Galar y el centro educativo. El trazado, de cuatro metros de anchura, estará iluminado (luminaria vial led sobre columnas de cuatro metros de altura exceptuando el paso subterráneo donde se aplicará luminaria antivandálica). Podrá ser utilizado para peatones y ciclistas, y satisface una vieja demanda de los vecinos de Cordovilla (cerca de 750 habitantes) y de la Cendea, principalmente con la llegada del nuevo colegio.