Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Refuerzo para los servicios preventivos de Milagrosa por los problemas de convivencia

La conflictividad se centra en un grupo de menores que según el vecindario altera la convivencia del barrio
Los equipos de base trabajan en el asunto desde hace un año

Kepa García - Viernes, 20 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un joven paseando en bicicleta por la acera de la calle Goroabe.

Un joven paseando en bicicleta por la acera de la calle Goroabe. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Un joven paseando en bicicleta por la acera de la calle Goroabe.

pamplona- El Ayuntamiento tiene previsto reforzar los equipos de atención preventiva en la Milagrosa ante los problemas de convivencia que se han detectado en el barrio. La concejala delegada de Acción Social Edurne Eguino confirmó que la problemática se centra en un grupo de menores y que los equipos municipales están trabajando con ellos desde hace más de un año, cuando se observó una mayor conflictividad y aumentaron las quejas vecinales.

El asunto no es nuevo. Ya se puso de manifiesto en el último foro de barrio celebrado en la Milagrosa y ayer la edil fue preguntada por la cuestión, después de que esta semana aparecieran unas pintadas en la fachada del Centro Comunitario de Iniciativa Social (CCIS) contra la población de una determinada etnia asentada en el barrio.

“Estaban detectados algunos problemas de convivencia con menores, con chavales y chavales muy pequeñitos, y se está trabajando en ello. Tenemos posibilidades de reforzar los recursos que disponemos y que tienen que ser educativos y realizados con la colaboración de la propia gente que vive allí”, manifestó la edil.

Fue durante una rueda de prensa que ofreció junto a los representantes de los colectivos y equipos de base que trabajan en la Milagrosa, que fueron convocados al edificio consistorial con motivo de la firma de un convenio para la utilización del centro comunitario del barrio, en el que precisamente aparecieron las mencionadas pintadas de corte racista.

reuniones con los vecinosEguino hizo referencia a las diversas reuniones que los responsables municipales han mantenido con el vecindario y los colectivos del barrio para analizar la situación y buscar soluciones. “El Ayuntamiento tiene todo el compromiso para abordar esos temas en convivencia y en colaboración de todo el mundo”, comentó ayer la concejala de I-E.

Los problemas se centran fundamentalmente en un grupo reducido de menores de origen rumano, que según los vecinos mantienen unos comportamientos que están alterando la vida cotidiana del barrio, sobre todo en la parte baja, la más cercana a Azpilagaña.

Pese a tratarse de asuntos de escasa trascendencia -como robos de bicicletas, amenazas o actitudes incívicas- han terminado por afectar a sectores diversos del barrio y a los propios servicios municipales, casi centrados exclusivamente en atender a esta comunidad ante la complejidad que presentan las situaciones personales y familiares de la mayoría de sus integrantes.

De forma paralela, se ha ido detectando un descenso progresivo de la asistencia de los jóvenes del barrio a los talleres y actividades que se impulsan desde el Centro Comunitario, lo que puede obligar a plantear nuevas iniciativas para tratar de recuperar las relaciones.

Con respecto a las soluciones, el Ayuntamiento prepara acciones a corto plazo, que pasarían por un refuerzo de los equipos preventivos y la elaboración de un diagnóstico exacto de la situación;y a medio plazo, con medidas vinculadas al plan de desarrollo especial que prepara el equipo de Gobierno con el proyecto EDUSI para Milagrosa-Arrosadía, Azpilagaña y Santa María la Real.

DiagnósticoEguino se refirió a esta iniciativa como una de las vías existentes para mejorar la convivencia en el barrio y confirmó que están trabajando con varios colectivos sociales “para hacer un diagnóstico de lo que está pasando, poner soluciones y hacer programas adecuados a la intervención social que hay que hacer”.

Estos trabajos se llevan a cabo en el marco del proceso participativo abierto en el barrio para aportar sugerencias al proyecto EDUSI que mejoren las condiciones de vida de los residentes.

Una de las ponencias que se han puesta en marcha, la de inclusión social y convivencia, está analizando con detenimiento el asunto con el objetivo de impulsar la solidaridad intergrupal, intergeneracional e intercultural como acción preventiva frente a la exclusión de los colectivos más vulnerables.

Las propuestas resultantes se podrán priorizar a través de la plataforma Erabaki o acudiendo al CCIS Milagrosa, en una votación del 30 de octubre al 12 de noviembre.

Herramientas de Contenido