LEB PLATA)BNC 79-76 REAL MURCIA

Triplazo para ganar

leb plata basket navarra logró la victoria con un triple sobre la bocina

Oskar Montero - Sábado, 21 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Kris Davis, autor del tiro ganador, entra a canasta durante el partido.

Kris Davis, autor del tiro ganador, entra a canasta durante el partido. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Kris Davis, autor del tiro ganador, entra a canasta durante el partido.

BNC 79

Real Murcia 76

BNC Cruz (1), Davis (22), Lacunza (7), Yárnoz (2), Koné (18) -cinco inicial-, Calvo (10), García (11), Andelkovic (8).

REAL MURCIA Andrew (14), Ballesta (5), Frances (13), Jasen (15), Matagrano (14) -cinco inicial-, Knezevic (0), Alcaraz (4), Coello (0), Lledo (2), Flann (9).

Parciales 17-19, 24-18, 23-19, 15-20.

Árbitros Terreros San Miguel y Gallego Rodriguez.

Estadio Pabellón Universitario ante, 500 personas.

Jon Aristu

pamplona- Basket Navarra se quitó ayer el mal sabor de boca que traía del último partido contra La Roda. Los de David Mangas, esta vez sí, supieron cerrar un partido que tuvieron controlado durante diferentes tramos. Sin el capitán Narros por lesión, con un Koné muy trabajador y la anotación de Davis -que decidió el partido- los navarros se llevaron la victoria.

El encuentro, tal y como avisó el entrenador David Mangas, no iba a ser fácil. El Real Murcia llegaba con pleno de victorias en su casillero y con el máximo anotador de la categoría, Matagrano, como amenaza para los navarros. Era trabajo de Moussa Koné el tener atado a este jugador, pero todos los pupilos de Mangas se emplearon a fondo para llegar a las ayudas y poder frenar al pívot estadounidense.

Parecía una incógnita cómo reaccionaría la plantilla ante la baja del capitán rojillo, pero aguantaron bien el primer cuarto y plantaron cara a su rival.

El Real Murcia Baloncesto salió en el segundo cuarto enchufado desde el perímetro y continuó con la racha de tiros de tres puntos que había iniciado durante los diez primeros minutos. Los visitantes acumulaban un 5/6 en tiros de tres en los primeros doce minutos. A partir de entonces, BNC reaccionó y, aunque no consiguieron mover el balón con claridad, los tiros de tres puntos de Andelkovic y Calvo les pusieron por delante antes del descanso (41-37).

Los locales, lejos de encontrar su mejor nivel al contraataque, tuvieron que jugar posesiones largas que acabaron con tiros sobre la bocina. Los de Mangas resolvieron muchas acciones ofensivas durante los dos primeros tiempos mediante jugadas individuales de García o Koné.

Tras el descanso, Basket Navarra salió con las ideas mucho más claras y desde el principio llevó el control en el marcador. Aun así, el Murcia Baloncesto no se acababa de despegar y mantuvo siempre las posibilidades de alcanzar a los rojos en el electrónico. BNC defendió con más intensidad los tiros exteriores de los visitantes, algo que le había traído mucho dolor de cabeza durante la primera mitad, y dejó a los blancos sin anotar desde fuera en esos diez minutos. Esta fue una de las claves por las que llegaron con ocho puntos de ventaja al último cuarto.

Los visitantes optaron por defender con una zona 2-3 que se les atascó a los rojos. En menos de dos minutos se pusieron a un punto. David Mangas tuvo que parar el encuentro para encontrar soluciones.

A falta de 50 segundos, un triple visitante puso a Basket Navarra dos puntos por debajo en el marcador, 74-76. En ese momento comenzó el espectáculo de Davis, que ya había logrado 17 puntos. Primero anotó una gran bandeja con rectificado en el aire, y tras el fallo del Murcia, él fue quien dispuso del último tiro para convertirlo en la segunda victoria de la temporada. El estadounidense consiguió un triple delante de su defensor a falta de un segundo y puso de pie a un pabellón que disfrutó con el juego de los suyos.