Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

En Navarra habría al menos unos 4.000 afectados

El Tribunal de Justicia de la UE estudiará una demanda por el Popular con cientos de navarros

El bufete Ferrer-Bonsoms &Sanjurjo pide una compensación económica para los accionistas
En Navarra se estima que habría al menos unos 4.000 afectados

Juan Ángel Monreal - Sábado, 21 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una oficina del Popular en los días que fue intervenido el banco.

Una oficina del Popular en los días que fue intervenido el banco. (ANDREU DALMAU)

Galería Noticia

  • Una oficina del Popular en los días que fue intervenido el banco.

PAMPLONA- La liquidación del Banco Popular, adquirido por el Santander por un euro en junio, tendrá seguramente un largo camino judicial. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha comenzado a admitir las demandas presentadas para revertir una decisión que hizo perder parte de sus ahorros a 300.000 accionistas y acreedores de la entidad, intervenida de urgencia ante la constante fuga de depósitos.

Miles de navarros -al menos 4.000, según las primeras estimaciones hechas por los afectados y por los bufetes que llevan los casos- se encuentran entre quienes vieron cómo sus acciones pasaban a valer cero euros de la noche a la mañana. Y de ellos, varios centenares forman parte de la demanda interpuesta por el despacho Ferrer-Bonsoms &Sanjurjo, que considera que se han violado derechos fundamentales de los accionistas en una operación poco transparente, “más propia de dictaduras” y sobre “la que falta mucha información”, explicaba ayer mismo el abogado Ignacio Ferrer-Bonsoms.

“La admisión a trámite es una buena noticia, supone que se va a estudiar el caso y que el tribunal tendrá que pronunciarse”, explicaba ayer Ferrer-Bonsoms, quien cifraba en cerca de 300 los navarros que se han incorporado al recurso, que pide la restitución de las condiciones previas a la intervención. De hecho, entre los navarros se encuentran aquellos a los que representa la Asociación de Consumidores Irache. Si a estas demandas se unen las que se están presentando desde otros despachos, cerca de un millar de navarros habría comenzado ya a pleitear para tratar de recuperar al menos una parte de la inversión. La mayor parte de ellos, uniéndose a demandas colectivas.

La reclamación de este bufete se basa en que no hubo “información suficiente” cuando se decidió adjudicar la venta del banco al Santander. “De hecho, a día de hoy, la resolución de la JUR, que solo está disponible en inglés, no está completa, y el informe tampoco es público ni se encuentra disponible”, señaló. La decisión supuso que alrededor de 300.000 accionistas perdieran sus participaciones, por lo que se reclama una compensación económica para ellos. “Con esta decisión se ha sentado un precedente muy peligroso”, dice Ferrer-Bonsoms, quien recuerda que algunos de los accionistas han quedado en situaciones muy complicados. “Por término medio estamos hablando de una inversión de 12.000 euros”, si bien hay quien ha perdido cifras muy superiores, de hasta un millón de euros.

Tras la admisión a trámite del recurso, dirigido contra la Junta Única de Resolución, esta tiene dos meses para contestar y a partir de ahí el proceso judicial se puede alargar fácilmente unos dos años. El bufete no es partidario de negociar sino de que sea del tribunal europeo, en principio el más alejado a cualquier tipo de presión, quien decida. El despacho, al que no le interesa la vía penal contra los últimos directivos -Emilio Saracho y Ángel Ron afrontarán otras denuncias- presentó otro recurso a la resolución administrativa del FROB, que ejecutó la resolución de la Junta Única de acuerdo con la normativa europea y adaptándola a España.

Esta misma semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, volvía a defender la venta del Banco Popular al Banco Santander por un euro y aseguró que haber dejado caer a la entidad habría tenido un coste para España de unos 36.000 millones de euros. Esa cifra sería la deuda que tendría que haber emitido el Tesoro para que el Fondo de Garantía de Depósitos, que no dispone de recursos por este importe, pudiera garantizar a todos los clientes del Banco Popular sus ahorros de hasta 100.000 euros. El banco, que había superado los test de estrés meses antes de ser intervenido, poseía solvencia, pero la fuga de depósitos de mayo estranguló la tesorería de la entidad, cuya cotización bursátil se desplomó. En Navarra su presencia era superior a la media debido a la integración en su momento del Vasconia.

la cifra

12.000

Euros, inversión media. Las plataformas de afectados estiman que los 300.000 accionistas habían realizado por término medio una inversión de unos 12.000 euros.

0,31

euros. En el momento de ser intervenido, la acción del Popular cotizaba a 31 céntimos.

Herramientas de Contenido