Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Fernández ve la disolución como una “necesidad para la convivencia”

El secretario de Derechos Humanos del Gobierno Vasco cree que el Estado “también tiene tareas pendientes”

Sábado, 21 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Jonan Fernández.

Jonan Fernández. (Foto: Rubén Plaza)

Galería Noticia

Jonan Fernández.

pamplona- El secretario general de Derechos Humanos y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, dijo ayer que, pasados seis años del cese de la violencia de ETA, la disolución de la banda terrorista es “una exigencia y una necesidad para la normalización de la convivencia”.

Fernández estuvo ayer en la apertura de un seminario sobre el papel de los poderes locales y regionales en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, en lo que se refiere a paz, seguridad y gobernanza, en una jornada que coincidió con el sexto aniversario del alto el fuego definitivo decretado por la banda.

En unas declaraciones a la prensa, Fernández resaltó la importancia del cese de la violencia de ETA: “Lo principal es que estamos ante un cese definitivo e irreversible del terrorismo”, consideró, para posteriormente sostener que, tras el alto el fuego y el desarme, el paso natural e imprescindible es que ETA se disuelva, como “una necesidad para la normalización de la convivencia”.

Además, aunque en los seis años transcurridos “es mucho lo que se ha avanzado”, Fernández enumeró “las tareas pendientes”. Y, entre estas, la reflexión crítica sobre el pasado, la necesidad de profundizar en la convivencia, completar los procesos de reconocimiento a las víctimas y la modificación de la política penitenciaria. De hecho, este mismo mes el Parlamento europeo presentó las conclusiones del informe Bergeron, que fue aprobado además con los votos de los eurodiputados. En él, se criticaba la política penitenciaria de varios países miembros, entre ellos la de España, que mantiene en la actualidad medidas de excepción y políticas de dispersión contra los familiares de los presos de ETA. - D.N.